Descubren el tecpan del Coyoacán prehispánico en el lugar donde se construirá la nueva sede de la Academia Mexicana de la Lengua

En el número 440 de la avenida Francisco Sosa, en el Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, se encontraba la casa de campo del ingeniero Miguel Ángel de Quevedo y Zubieta. Lugar que se convertirá en la principal sede de la Academia Mexicana de la Lengua (AML).

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) registraron bajo la nueva sede de la AML, los cimientos del palacio de gobernanza del principal de Atenco Omac. Se convierte en el quinto tecpan excavado en la Cuenca de México, sin considerar el área de Tenochtitlan, además de ser el primero fuera de la zona acolhua.

El tecpan servía como edificio administrativo para la nobleza, albergando a la familia del administrador del barrio en turno. Juan Cervantes Rosado, de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del INAH, mencionó que la exploración de la estructura es una oportunidad única, señala que los palacios de gobernanza eran algo común en los territorios del Altiplano Central hacia 1300 d.C., pero son pocos los ejemplos que se han registrado mediante trabajo arqueológico.

Los otros cuatro tecpan se conocen por las tareas de arqueología: Chiconautla, Chimalhuacan, Acozac y Cihuatecpan, se encuentran en lo que fue Acolhuacan, el área de Texcoco. Cervantes recuerda que Coyoacán formó parte del territorio tepaneca controlado por Azcapotzalco, hasta que en 1428 se incorporó al imperio mexica, adquiriendo el rango de cabecera provincial.

La evidencia arqueológica ya fue contrastada con el Mapa de Uppsala, conservado en la biblioteca de la Universidad de Uppsala en Suecia, donde se muestra la cartografía de la Cuenca de México en mediados del siglo XVI. El tecpan de Atenco Omac se muestra pintado en vista frontal y muestra un friso en el techo con el diseño de los chalchihuites, usado como referencia a “lo más preciado”.

Con esa información, un especialista de la DSA indica que el tecpan de Atenco Omac, parece que continuó en funciones algunas décadas después de consumada la Conquista. Con la excavación y los materiales cerámicos asociados, indican que el complejo comenzó la edificación en inicios de 1,400, ubicado en el cruce de caminos que conducían a San Ángel (avenida Francisco Sosa) y Tenochtitlan (Panzacola/Avenida Universidad).

Foto2

Actualmente ya se excavaron 1,292 metros cuadrados, lo que constituye alrededor de 75% del área total de vestigios arquitectónicos. El conjunto cubre aproximadamente 1,400 metros cuadrados y se compone por una serie de cuartos con diferentes dimensiones que se conectan por pasillos.

Solamente quedan los cimientos de los espacios, de los cinco habitáculos prehispánicos, uno de ellos todavía conserva una sección de su piso de estuco y también de los pasillos. El objetivo será registrar todos los elementos constructivos del palacio y se prevé la realización de una segunda temporada de trabajo arqueológico.

Foto10

 

XatakaMx

Comments

comments