Desaparecen casi 90 millones de euros que viajaban en barco a Liberia

El espectro de un nuevo escándalo de corrupción política sobrevuela estos días Liberia. El país africano ha prohibido salir del país a 15 personas mientras el Gobierno investiga el paradero de 16.000 millones de dólares liberianos, aproximadamente 88 millones de euros. Los billetes, emitidos en Suecia según información de The New York Times, eran transportados vía marítima en contenedores con destino al Banco Central liberiano (BCL), que no recibió el dinero. Eugene Nagbe, ministro de Información, aseguró el pasado martes en una emisora de radio local que los envíos extraviados alcanzaron los puertos del país. Nagbe señaló además que la investigación en curso “tiene implicaciones sobre la seguridad nacional”.

Los nombres de las personas a las que se prohíbe abandonar el país fueron publicados en una nota el martes pasado y, entre ellos, se encuentran personalidades del país. El anterior gobernador del BCL, Milton Weeks, es uno de los señalados, aunque ha asegurado no tener “ninguna implicación” en el asunto. Otra de las personas que no puede salir de Liberia hasta que el Gobierno avance en las investigaciones es Charles Sirleaf, hijo de la expresidenta liberiana Ellen Johnson Sirleaf, que ocupaba un cargo también dentro del Banco Central.

El dinero fue pedido cuando Sirleaf aún era presidenta y el Gobierno actual, presidido por el exfutbolista George Weah, ha asegurado a través del ministro de Defensa, Frank Musah, que no había recibido ninguna información de que la anterior Administración había dado la orden de imprimir ese dinero. Musah alegó que el Ejecutivo inició una investigación en cuanto supo, “el pasado agosto”, del extravío.

En una entrevista telefónica con el periódico liberiano Africa Front Page , la expresidenta ha lamentado que su administración sea “arrastrada al barro”. Sirleaf también ha denunciado públicamente que esa “información falsa está dañando la reputación del país”.

Africa Front Page asegura que trabajadores del BCL recogieron el efectivo de los contenedores del puerto de Monrovia, la capital, el pasado 31 de marzo, pero que ese dinero no llegó a depositarse en la sede del BCL. El periódico señala que los contenedores extraviados llegaron al puerto entre noviembre de 2017 y agosto de 2018. La revista Jeune Afrique comparte este relato de los hechos. Ambas publicaciones aseguran también que una parte de la cantidad ha entrado en el país a través del aeropuerto internacional de la capital.

El Gobierno de Liberia aprobó por última vez la impresión de nuevos billetes en agosto de 2016, mientras el país se recuperaba de una terrible epidemia de ébola. La expresidenta Sirleaf, premio Nobel de la paz y una de las dos únicas presidentas mujeres que ha tenido África, realizó esta petición. La dirigente consiguió un reconocido prestigio internacional por su talante para cimentar la paz durante los doce años que ocupó la presidencia del país (2006-2018), pero también recibió acusaciones de tibieza con la corrupción y de nepotismo, como cuando volvió a colocar a su hijo Charles en el Banco Central en 2016, después de que en 2012 fuera suspendido en el seno de una operación anticorrupción.

El momento de la desaparición del dinero, la víspera de las elecciones que auparon a Weah, alimenta las dudas acerca de un verdadero escándalo de corrupción política.

El País

Comments

comments