Derroche de recursos

El alcalde Marcos Romero Sánchez y su tesorero Jimmy Sánchez Willy incurren en millonario derroche de recursos financieros, al rentar desde hace más de dos años las lujosas oficinas de una plaza ubicada entre las calles Aquiles Serdán y Azueta, en el centro de la ciudad.

La llamada descentralización de las oficinas del Ayuntamiento solo benefició a este par de oscuros personajes, quienes es seguro cobraron una jugosa comisión para pagar la renta de este inmueble, que tiene acabados de lujo.

Mientras tanto, el Ayuntamiento está sumido en una severa crisis económica, donde se les debe más de 100 millones de pesos a empleados municipales por salarios caídos y adeudo de laudos; otros 40 millones de pesos a constructoras, así como tampoco han entregado los aguinaldos a los burócratas, regidores y empleados de confianza.

Comments

comments