Dejan sin clases a dos niños

Bajo el argumento de que sus papás no han pagado las cuotas de este nuevo ciclo escolar, una docena de padres de familia de la escuela primaria federal Ejército Mexicano impidieron ayer por la tarde la entrada a clases a dos niños de ese plantel.

La medida ocasionó la inconformidad de los progenitores de ambos menores, Yadira Ortiz Barrios e Ignacio Leovigildo, quienes exigieron la intervención de autoridades educativas al considerar que se está discriminando a sus hijos, de primero y tercer grado.

Ella destacó que sus niños habían llegado al plantel a las 13:45 horas acompañados de su papá, ya que el horario de clases es de dos a seis de la tarde. Sin embargo, aseguró, no los dejaron entrar porque según la sociedad de padres de familia que preside Gloria Hernández Aldaco y su tesorero Ramiro Olivares Galicia, había acordado impedir la entrada a niños cuyos padres adeuden cuotas voluntarias.

“Yo no debo nada porque apenas acaba de iniciar el ciclo escolar. La misma secretaria emite un calendario para hacer las asambleas y las directivas que van a manejar los recursos. Y aún no se ha elegido a la directiva de este ciclo”, sostuvo Yadira.

Precisó que todavía no iniciaba el nuevo ciclo escolar y Ramiro ya había exigido las nuevas cuotas. “Están cobrando 350 pesos por niño, más 200 pesos para lo del intendente y 250 pesos para las clases de computación, una planilla de 325 pesos según para los gastos y 10 pesos por niño para pintura de los mesabancos, los exámenes, y todo eso que he pagado en tiempo y forma”, agregó.

Acusaron que el director de la escuela, Marco Antonio Márquez Hernández, está de acuerdo con la sociedad de padres de familia, pues aunque los niños ya están inscritos no se opuso ayer en contra de quienes les impidieron entrar a clases.

“El director advirtió que habría una reunión, y esa reunión fue ayer, según a las cuatro de la tarde. Yo llegué a las 16:15 horas y ya habían adelantado el recreo y no estaban ni la presidenta ni el tesorero. Nos retiramos a las 16:40 horas y ya no supimos si se realizó esa reunión”, apuntaron.

Dijeron que hasta el martes no habían tenido problemas, porque los niños habían entrado a clases y recibieron sus libros, pero este miércoles las madres opositoras hasta acusaron que los niños tienen mala conducta y mal comportamiento.

“Es una represalia de la dirección. Ya se les habló a las autoridades educativas para que los niños entren al plantel, y que no paguen las consecuencias de unas mentalidades cerradas”, apuntó Yadira.

Por su lado, Ignacio añadió que los directivos de la sociedad de padres de familia no han rendido cuentas del ciclo escolar anterior. “Nosotros hemos pagado puntualmente y estamos esperando la nueva directiva para que se nos indique la cuenta donde tenemos que depositar los pagos correspondientes”, dijo.

A su vez, las madres que se oponían a que los niños entraran a clases aceptaron estar de acuerdo con la decisión de la sociedad de padres de familia, advirtiendo que este jueves volverán a bloquearles el paso si Yadira e Ignacio no han pagado sus cuotas. El director del plantel se negó a dar declaraciones.

 

Comments

comments