DEFRAUDAN CON LA OBRA PÚBLICA

Diversas calles y avenidas rehabilitadas por la administración municipal que encabeza Rolando Olivares y en las que se han anunciado millonarias inversiones, presentan ya graves irregularidades, lo que evidencia el uso de materiales de ínfima calidad y constituye un fraude a los ciudadanos que hacen la respectiva aportación para concretarlas.

Un claro ejemplo es la avenida Maximino Ávila Camacho, vía a la que se destinaron 12 millones de pesos para su reconstrucción, ante el supuesto de que sería a base de concreto hidráulico y con especificaciones de primer nivel, pero todo resultó un fiasco y a pocos meses de haberse puesto en operación ya tiene severos daños en su estructura.

Por tal motivo, los martinenses han levantado la voz para externar su inconformidad, pues son recursos tirados a la basura.

“La avenida estuvo cerrada por varias semanas, ya que se dijo que los trabajos serían de gran calidad, y además de tiempo requerían de una gran inversión, pero ahora hay baches en todos lados y nos preguntamos entonces en dónde quedó todo el dinero invertido”, comentó Jorge Sánchez Hernández, ciudadano cuestionado sobre este lamentable tema.

Ante ello, habitantes de este municipio temen que Olivares Ahumada siga pasando por alto los estándares de calidad y lo mismo ocurra con la rehabilitación del puente Martínez I, obra que actualmente se desarrolla pero de acuerdo a lo manifestado por diversos sectores, es solo un “curita”, pues aseguran, no fue un proyecto bien planeado y pronto quedará al descubierto otro error de la administración.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *