Dedica TIME su portada a Trump y a niña separada de su madre

En medio de la polémica medida de separar a niños de sus padres migrantes, impulsada y ayer suspendida, por el presidente de EU, Donald Trump, la revista TIME dedicó la portada de su edición de este mes a esa medida que ha sido calificada por algunos como “cruel e inhumana”, pues logró separar a cerca de 2 mil familias.

En un fondo rojo aparece Donald Trump del lado derecho observando de manera seria e indiferente cómo llora la niña de origen hondureño que fue separada de su madre por las autoridades de Estados Unidos, en Texas. La composición es acompaña por el título: “Bienvenidos a América”.

El artículo principal de la revista titulado: “Una evaluación después de la política de separación de fronteras de Trump: ¿qué tipo de país somos?” habla y cuestiona las acciones emprendidas por la administración del mandatario estadunidense en materia su política de cero tolerancia.

Destaca que si bien el magnate se retractó ayer de la separación de familias con la firma de un decreto para suspender esa acción, se espera ahora que la detención de los migrantes, como lo dijo, sea de manera indefinida.

El artículo de Karl Vick cuestiona además los valores humanistas a los que esa nación aspira: democracia, humanidad e igualdad, y que, no obstante, con Trump éstos parecieran no buscarse.

Donald Trump no habla así. En los 18 meses desde su inauguración, Trump ha mencionado ‘democracia’ menos de 100 veces, ‘igualdad’ solo 12 veces y ‘derechos humanos’ sólo 10 veces.

“Trump adopta un conjunto diferente de valores. Habla a menudo de patriotismo, aunque en el sentido estricto del deber militar, o como el tipo de prueba de lealtad que ha hecho a los jugadores de la NFL. Él también aprecia la libertad religiosa y la vitalidad económica”, se lee.

Precisa además que ante esa falta de valores, el multimillonario pareciera dirigir a EU “como un país de negocios” como ha sido la implementación de aranceles a Canadá, México y a la Unión Europea.

DA EL MAGNATE UN PASO ATRÁS
Tras recibir la presión de gobiernos, líderes mundiales, organismos internacionales y políticos estadunidenses, Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva con la que suspendió la separación de padres e hijos en la frontera con México.

“Se trata de ver a las familias juntas. No me gustaba verlas separadas. Esto va a hacer feliz a mucha gente”, dijo el Presidente de EU.

Sin embargo, aseguró que la política de cero tolerancia, que obliga a presentar cargos contra cualquier persona que cruza la frontera sin documentos, se mantiene, por lo que la lucha contra la migración ilegal será “igualmente dura, si no más dura”.

Desde hoy las familias enteras serán llevadas a centros de detención, donde hasta ayer no podían entrar menores y por ello los separaban.

Excélsior

Comments

comments