Decomisan más de mil 100 tortugas de las especies más amenazadas del mundo

MADRID.

Agentes de la Guardia Civil decomisaron más de mil 100 ejemplares de tortugas de 62 especies diferentes, tanto adultos como crías, así como más de 750 huevos, en una operación contra delitos relativos a flora y fauna silvestre, contrabando de especies protegidas y lavado de dinero.

En la operación, denominada Coahuila, fueron detenidas tres personas (dos de nacionalidad alemana y una española) y se investiga a otras tres más (siendo también dos de Alemania y una de España).

Entre los ejemplares incautados en esta operación se han encontrado 14 de las 50 especies más amenazadas del mundo.

La operación se inició en el mes de febrero del pasado año cuando agentes de la Guardia Civil del Aeropuerto de Son Sant Joan de las Islas Baleares detectaron el envío de diversos ejemplares de tortugas de la especie Coahuila.

La mayoría de estos especímenes están amparados por el régimen de protección del Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), donde se busca preservar la protección de las especies mediante el control de su comercio y al cual España esta adherida desde el año 1986.

De acuerdo con un comunicado de la Guardia Civil, una vez inspeccionado el envío, los agentes pudieron comprobar como parte de los ejemplares presentados no se correspondían ni con los declarados en la partida ni con la documentación que los acompañaba, por lo que procedieron a su incautación.

Continuando con la operación, la Guardia Civil realizó diferentes pesquisas para dar con los responsables de este envío ya que los implicados no tenían nada a su nombre, lo que dificultó la investigación.

Como resultado de ello, los agentes localizaron una finca rústica en el término municipal de Llucmajor (Mallorca), isla española en el Mediterráneo, donde residían dos ciudadanos alemanes.

Una vez acreditada la actividad ilegal, los agentes practicaron un registro en la citada finca, comprobando que el criadero era mucho mayor de lo esperado y que tenía como finalidad la cría “a nivel industrial” de diversas especies de tortugas, tanto de agua como de tierra.

Para la práctica del registro, se contó con el apoyo de técnicos de la Autoridad Administrativa CITES, así como de personal de la Fundación Natura Park.

Asimismo, se procedió a la identificación de los animales, llevándose a cabo la incautación de más de mil 100 ejemplares tanto adultos como crías, así como de más de 750 huevos, cifra que aumentará al haber más de 200 hembras en época de puesta.

El tráfico ilegal de estas especies afecta principalmente a las del sudeste asiático, de donde provenían las tortugas de caja (Cuora sp.), consideradas en altísimo riesgo de extinción.

También se incautaron algunas endémicas de México, Estados Unidos y Canadá, y protegidas por la legislación de estos países. Además, había ejemplares de Tortuga mora catalogada como “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

 

Excelsior

Comments

comments