Decae producción de plátano macho

PAPANTLA, VER.- Además de la falta de lluvias, que provocó que la cosecha no se lograra, porque muchos de los racimos no llegaron a su tamaño normal y se cayeron con todo y planta, productores de plátano de la localidad San Antonio Carrizal se enfrentan a la falta de canales de comercialización, de modo que no queda más remedio que caer en manos de los “coyotes”, los cuales compran el producto con precios que ellos mismos fijan.

José Pérez Simbrón, productor de dicho fruto desde hace más de 15 años, dijo: “mucha producción se queda sin ser cortada, porque los acaparadores escogen el plátano de mayor tamaño y el pequeño se queda en las matas y termina por echarse a perder, es la realidad a la que nos enfrentamos, porque el gobierno ya que no nos da apoyos, cuando menos debería de conectarnos con centrales de abasto, supermercados o empresas que fabrican botanas”.

El entrevistado dijo que de nada sirve salir a venderlo en la ciudad, porque en cada esquina las personas están vendiendo afuera de sus casas o tienen sus propias matas. “Son pocos los que pueden irse a otros municipios, principalmente a la Sierra, porque no tenemos en qué llevarnos el producto y con lo cara que está la gasolina, no conviene”, destacó.

Lamentó que los acaparadores compran en 6 o 7 pesos el kilogramo y ellos lo revenden en hasta el doble, pero ante el temor que se les pudran los racimos en la mata, prefieren rematarlo, muchas veces sólo recuperando los costos de producción. “Se aprovechan – los coyotes- de que no estamos unidos, por eso nos hacen como quieren y ellos ponen el precio del producto”, finalizó.

Por Juan Olmedo

Comments

comments