De rosa a batería | La Opinión de Poza Rica

De rosa a batería

Los dispositivos electrónicos tradicionales envían y procesan señales electrónicas (formadas por electrones). Por su parte, las plantas transportan y manipulan iones y hormonas de crecimiento. ¿Qué pasaría si se fusionaran ambos sistemas? Pues que surge la llamada “electrónica orgánica”, desarrollada a base de polímeros semiconductores (grandes moléculas semiconductoras) introducidos en las plantas.

De esta manera, pueden combinarse las señales eléctricas con las señales de la propia planta; así como traducir las señales de la planta en señales electrónicas corrientes. La combinación abre una amplia gama de posibilidades, aún no desarrolladas pero incipientes. Por ejemplo, algún día podría permitir utilizar la energía de la fotosíntesis para alimentar una célula de combustible o registrar y regular el crecimiento y otras funciones internas de las plantas.

Hace un par de años, de hecho, un equipo de investigadores del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping (Suecia) consiguieron, gracias a la electrónica orgánica y con la ayuda de los canales que distribuyen el agua y los nutrientes en las plantas, que una rosa generase componentes clave de los circuitos electrónicos.

En otras palabras, lograron convertir una rosa en un circuito eléctrico. Ahora, un miembro de este mismo equipo, Roger Gabrielsson, y su colaboradora Eleni Stavrinidou, han dado un paso adelante más en esta dirección con el desarrollo de un material especialmente diseñado para esta aplicación.

tendencias.21.net

Comments

comments