Por cuarta vez Banxico baja previsiones de crecimiento | La Opinión de Poza Rica

Por cuarta vez Banxico baja previsiones de crecimiento

El banco central del país norteamericano ha rebajado este miércoles, por cuarta vez consecutiva, sus previsiones de expansión del PIB para este año hasta un rango de entre el 1,3% y el 2,3%, dos décimas menos que en su anterior pronóstico y casi la mitad que la previsión inicial, publicada en diciembre de 2015. El ente achaca este recorte al deterioro de la confianza de los consumidores y las empresas, la caída en la inversión extranjera directa y las previsiones de que los flujos comerciales entre México y EE UU sufran un “cierto deterioro” derivado del giro en la política económica estadounidense con el magnate republicano en la Casa Blanca.

Las nuevas previsiones se aproximan al pronóstico de crecimiento recién actualizado por el secretario (ministro) de Hacienda, José Antonio Meade, que la semana pasada situó el rango de expansión económica entre el 1,5% y el 1,7%. Para 2018, el recorte en las previsiones del Banco de México es aún superior al del año en curso: según su vaticinio, el PIB debería crecer entre un 1,7% y un 2,7%, cinco décimas menos que en el anterior cuadro macroeconómico.

“El entorno de incertidumbre que actualmente enfrenta la economía nacional hace especialmente relevante que las autoridades fortalezcan los fundamentos macroeconómicos, consolidando las finanzas públicas y ajustando la postura de política monetaria al ritmo que sea oportuno”, apunta el instituto emisor. En el primer caso, la reducción del gasto público es una constante en las recomendaciones de todas las casas de análisis ante el riesgo de una rebaja en la calificación crediticia que penalizaría severamente los flujos de inversión hacia México. Sin embargo, cualquier reducción del gasto público –el Gobierno de Enrique Peña Nieto mantiene su objetivo de cerrar 2017 con superávit primario (sin contar el pago de intereses de la deuda)– pasaría factura a un ya de por sí débil crecimiento económico mexicano. En el segundo, la política monetaria ha sido el principal mecanismo de respuesta del país norteamericano ante la depreciación del peso y su consecuente impacto sobre las expectativas de inflación. Desde finales de 2015, el Banco de México ha subido las tasas de interés en 325 puntos básicos, lo que también penalizará el dinamismo de la segunda mayor economía de América Latina.

Con información de El País

Comments

comments