Convierten en potreros las tierras de labranza

Tancoco, Ver.- Ante la falta de incentivos, la siembra de maíz y frijol es cada vez menor en el municipio y las cosechas ni siquiera son suficientes para el autoconsumo, advirtieron productores locales.

“Aquí el campo está abandonado. Mucha gente ya se ha ido por falta de trabajo. Los muchachos nada más terminan la secundaria y se van porque aquí no tiene dónde estudiar o trabajar. Está muy difícil la situación”, indicó el señor Roberto Pérez González.

Agregó que otro motivo son los bajos ingresos económicos que perciben los trabajadores del campo, pues un jornalero gana apenas entre noventa y cien pesos diarios “y eso no alcanza para nada porque vivimos al día”, lamentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *