Conoce la historia de los valerosos Zacapoaxtlas

Existen pocas referencias arqueológicas conocidas que manifiestan el adelanto de los pueblos serranos. Sobre su fundación prehispánica, se tienen datos del año de 1270 d.C., cuando el volcán Apaxtepec hizo erupción sepultó al pueblo de Xaltetelli, dando orígen, posiblemente a Zacapoaloyan, actualmente Zacapoaxtla. En la región central, inmediata a la ciudad de Zacapoaxtla quedaron establecidos avanzados grupos étnicos nahuas, chichimecas y toltecas.

Finalmente la Triple Alianza “Huey-Tlatocayotl”(México- Texcoco-Tlacopan) los sometieron, quedando el señorío en poder de los Texcocanos. Establecidos en los señoríos de San Juan de los Llanos (hoy Libres), así como el de Nauzontla, resultaba peligroso la travesía entre ambos poblados, motivando a algunas familias a formar un caserío entre estos señoríos; seguidamente, otras familias de Tlatlauqui se avecindaron formando así una ranchería como la que se encontraba dentro de los dominios de Diego Calzín; se exigía tributo, el cual fue pagado en rollo de zacate, motivo que originó la denominación de Zacapohatlán.

Tiempo después, por hechos de armas en favor de la emancipación de México, obtuvo la categoría de villa el 11 de marzo de 1826. Se deroga el 12 de Octubre de 1833; se erige en cabecera del partido el 1º de abril de 1835. En 1864, siendo Gobernador y comandante militar del estado de Puebla, el General Fernando María Ortega, declaró a la Villa de Zacapoaxtla “La ciudad del 25 de abril” tomando en cuenta los gloriosos hechos de armas de 1862-1863.

Origen

Existen pocas referencias arqueológicas conocidas que manifiestan el adelanto de los pueblos serranos. Sobre su fundación prehispánica, se tienen datos del año de 1270 d.C., cuando el volcán Apaxtepec hizo erupción sepultó al pueblo de Xaltetelli, dando orígen, posiblemente a Zacapoaloyan, actualmente Zacapoaxtla. En la región central, inmediata a la ciudad de Zacapoaxtla quedaron establecidos avanzados grupos étnicos nahuas, chichimecas y toltecas. Finalmente la Triple Alianza “Huey-Tlatocayotl”(México- Texcoco-Tlacopan) los sometieron, quedando el señorío en poder de los Texcocanos. Establecidos en los señoríos de San Juan de los Llanos (hoy Libres), así como el de Nauzontla, resultaba peligroso la travesía entre ambos poblados, motivando a algunas familias a formar un caserío entre estos señoríos; seguidamente, otras familias de Tlatlauqui se avecindaron formando así una ranchería como la que se encontraba dentro de los dominios de Diego Calzín; se exigía tributo, el cual fue pagado en rollo de zacate, motivo que originó la denominación de Zacapohatlán.

Tiempo después, por hechos de armas en favor de la emancipación de México, obtuvo la categoría de villa el 11 de marzo de 1826. Se deroga el 12 de Octubre de 1833; se erige en cabecera del partido el 1º de abril de 1835. En 1864, siendo Gobernador y comandante militar del estado de Puebla, el General Fernando María Ortega, declaró a la Villa de Zacapoaxtla “La ciudad del 25 de abril” tomando en cuenta los gloriosos hechos de armas de 1862-1863.

Cinco de Mayo y los Zacapoaxtlas

En 1862, el Distrito de Zacapoaxtla abarcaba poblaciones que hoy son municipios independientes. El Batallón que rechazó el ataque invasor se formó con gente de muchas comunidades de la región. Con un supremo esfuerzo, un indígena malherido descarga un certero machetazo y cercena el cuello de un soldado extranjero, tiñendo de sangre su vistoso uniforme. Más allá, otro indígena ataca fieramente a un zuavo que se defiende desesperadamente, caído en el suelo; en su afilado rostro se congela una expresión de angustia y terror. Envueltos por el humo de la pólvora quemada, dos ejércitos se enfrentan en una cruenta lucha cuerpo a cuerpo, y casi se escucha el fragor de la batalla.

Es un combate desigual; los franceses empuñan fusiles con bayoneta calada mientras los indígenas zacapoaxtlas, vestidos de manta con cotones oscuros y huaraches, blanden sus afilados machetes, que lanzan destellos de plata. La épica escena está plasmada en un emotivo mural del artista zacapoaxteco Luis Toral González, en el Palacio Municipal de Zacapoaxtla, y representa la heroica gesta del 5 de mayo de 1862 a la sazón el mejor del mundo. En esta epopeya, en la que el pueblo mexicano demostró su amor a la libertad y a sus valores patrios, destacó el Sexto Batallón de las Guardias Nacionales de Puebla, instalado en la villa de Zacapoaxtla, que guarneció las trincheras exteriores de los fuertes de Loreto y Guadalupe, y fue el primero en intervenir para rechazar el ataque de los invasores.

El mal entendido

Actualmente, debido a un malentendido, ha surgido un velado resentimiento de los poblados vecinos contra la ciudad de Zacapoaxtla, acusándola de querer adjudicarse la gloria de la batalla del 5 de mayo. El señor José Leónides Cabrera Mitre, nieto de uno de los combatientes y actual cronista de la ciudad, relata: “En aquel tiempo el distrito de Zacapoaxtla abarcaba poblaciones que hoy son municipios independientes. El batallón se formó con gentes de muchas comunidades de la sierra norte de Puebla, como Xochiapulco, Tetela, Zacapoaxtla, Cuetzalan, Xochitlán, Nauzontla y otras; se le llamó Batallón Zacapoaxtlas por pertenecer a ese distrito con base en esta villa; de aquí salió hacia Puebla para intervenir en la batalla. Muchos hombres más se le unieron a su paso por los pueblos. No se pretende negar la participación de nadie; por el contrario, se sabe que los de Xochiapulco eran los más numerosos y fueron los primeros en entrar al combate. Es muy lamentable que hoy existan antagonismos absurdos entre hermanos que ayer lucharon juntos por la noble causa de defender a la patria”.

1862 Batalla del 5 de Mayo en los fuertes de Loreto y Guadalupe. 1863 Participación de los valientes Zacapoaxtlas en el convento de Santa Inés en la ciudad de Puebla, (25 de Abril), contra los franceses y en premio a su intervencion, el Gobernador Fernando María Ortega, concede el título de ciudad a la entonces Villa, llamándola “Zacapoaxtla ciudad del 25 de Abril”.

TÚÚL

Comments

comments