Conmovedora historia de un migrante español al que Veracruz cambió la vida y la de los suyos

Guerra, éxodo, poder, muerte, presentes en diferentes momentos de la historia de México y España. En el siglo XV en la etapa del descubrimiento y posterior conquista de México por la corona española, bajo el patrocinio de Isabel, reina de Castilla, más adelante llamada “Isabel la Católica”. Una época de dolor, sufrimiento, esclavitud, donde indígenas mexicanos además de la libertad, perdieron parte de su identidad, teniendo que adoptar otra lengua y religión.

Pasaron los siglos, pero el hilo que conecta sigue ahí, solo que bajo diferentes circunstancias. México ahora un país independiente y que ofreció a españoles rehacer su vida, con sus habilidades para el comercio hispanos crearon empresas y patrimonio para su descendencia, propiciando empleo para mexicanos.  Actualmente prevalece en el pueblo americano la convivencia y paz entre descendientes de ambas naciones.

México una tierra noble y que da muestra de hermandad, así Veracruz de nuevo abrió su puerto y el país tendió la mano a españoles republicanos que con sus pequeños hijos huían de Guerra Civil Española, el presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) les ofreció una oportunidad de vida.

Entre tantas historias que se tejen destaca la del Dr. Marco Aurelio Botey Estapé, con dos años de vida llegó México, en el barco Ipanema arribando a Veracruz (1939) en brazos de su padre, una vez en tierra recibieron apoyo económico. Parte de la anécdota involucra al Gran Café de la Parroquia, mira la historia:

ELDICTAMEN

Comments

comments