Condicionan la obra pública

Dueño absoluto de las decisiones que se tomen al interior de Palacio Municipal, Mariano Romero González condiciona la obra pública entre agentes y subagentes municipales, pasando por alto al Cabildo, cuyos integrantes en su mayoría están molestos porque quien dice gobernar el municipio, Marcos Romero, los dejó fuera de la repartición del presupuesto para este 2016.

Aun cuando no tiene ningún nombramiento dentro del organigrama del Ayuntamiento, Mariano Romero González despacha en una oficina alterna al interior de la Presidencia Municipal y en el colmo de la desfachatez, con la anuencia de su tío Marcos Romero, en ocasiones sostiene reuniones con los agentes municipales y presidentes de colonia en la Sala de Cabildos y en la misma oficina presidencial.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *