Con males visuales, 70% de la población

Tras revelar que siete de cada diez personas suelen enfrentar algún padecimiento de la vista, hereditario, o adquirido en el transcurso de su vida, especialistas en optometría destacaron que es de suma importancia concientizar a la población en el cuidado de la salud visual.

Para los representantes de la Distribuidora de Servicios Ópticos Jame & Jabs, José Manuel García García y Jorge Alberto Barragán Sierra, es prioritario inculcar la cultura y educación preventiva, y revisarse la vista de manera periódica para evitar que los problemas visuales se agudicen.

“Las campañas de salud visual son para concientizar a la comunidad de revisarse la vista y saber si tienen algún tipo de problema. Lo que mayormente se detecta son cataratas, que parecen muy comunes por esta zona, al igual que el pterigión o carnosidad, y los problemas refractivos que son la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia”, precisaron.

Detallaron que enfermedades como cataratas y carnosidades pueden ser adquiridas, pero los refractivos, la mayoría son hereditarios o se desarrollan de acuerdo al organismo.

El sol, señalaron, influye mucho en los dos primeros males, aunque la catarata también puede ser causada por algún traumatismo, un golpe, por ejemplo; mientras que la carnosidad podría originarse por los cambios bruscos de temperatura: “Por no cuidarse, salir de un lugar frío hacia el calor, o exponerse excesivamente al sol”, agregaron.

En este tenor, recomendaron hacerse revisiones para confirmar algún padecimiento; tener cuidado con las radiaciones ultravioleta (usar filtros, como lentes de sol, y, si tienen problemas refractivos, pueden usar lentes con graduación que tengan protección fotocromático, para que el sol no les llegue directamente a los ojos).

Revelaron que las pantallas de celular y computadoras provocan fatiga ocular por exposición prolongada al monitor, pero dijeron que la radiación se puede evitar con lentes antirreflejantes.

“Hace falta la cultura del chequeo médico; hacernos un examen de la vista por lo menos una vez al año, pero con un verdadero especialista, porque hay gente empírica que pudiera no tener los conocimientos necesarios para determinar y dar un tratamiento adecuado”, sostuvieron.

Subrayaron que en el caso de que los pacientes sean de bajos recursos, la Distribuidora de Servicios Ópticos Jame & Jabs canaliza los casos más graves a dos fundaciones nacionales que se localizan en la clínica del Instituto Politécnico Nacional y el Hospital de la Luz, dos instituciones oficiales en donde les realiza una evaluación socioeconómica para determinar si les da los servicios de manera gratuita o a bajo costo.

Comments

comments