Con dolor despiden a enfermera palestina asesinada por francotirador en Gaza

Gaza, Territorios Palestinos.- Ignoraron su uniforme blanco, su hiyab y sus manos sanadoras. Razan al-Najar, de 21 años, murió en medio de la guerra que parece no tener fin.

La paramédica voluntaria murió por los disparos realizados por francotiradores israelíes. Le dieron en el pecho mientras atendía a los llantos y pedidos de auxilio de los heridos.

Sus únicas “armas” eran sus guantes blancos, su pequeño botiquín de primeros auxilios y su gafete de enfermera.

Le dispararon mientras corría para atender a una víctima hacia la cerca fronteriza, al este de la ciudad de Khan Younis. Desde lejos se podía distinguir que era parte del personal médico.

La noticia recorrió el mundo y los usuarios en Twitter calificaron el incidente como “un acto demasiado cruel”, “un acto inexcusable”.

Alguien escribió: “el único delito” de la víctima fue “su capacidad para ofrecer ayuda médica a sus conciudadanos”.

Miles de palestinos le dieron el último adiós en su funeral, mientras el diputado árabe israelí Ahmad Tibi señaló que muerte de Najjar había sido “un crimen de guerra atroz” y culpó de la muerte a Estados Unidos.

El cuerpo de la paramédica estaba envuelto en una bandera palestina y fue paseado por las calles de su ciudad.

“Con nuestras almas y nuestra sangre, te redimimos, mártir Razán”, gritaban con dolor y rabia mientras llevaban el cuerpo a su casa antes del entierro.

Culpan a EE.UU por haber vetado una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que proponía la “protección internacional” para los palestinos.

Esa resolución no logró atraer ni conseguir el apoyo de ningún otro país cuando se votó en el consejo.

La muerte de Razan al Najjar lleva a 123 el número de palestinos muertos por soldados israelíes desde el inicio del movimiento de protesta, hace dos meses.

La Sociedad palestina de Emergencias Médicas afirmó que la mujer murió “cuando intentaba suministrar primeros auxilios a los manifestantes”.

“Disparar contra el personal médico constituye un crimen de guerra según las Convenciones de Ginebra”, recordó la organización en un comunicado, llamando a la comunidad internacional a reaccionar ante las “violaciones” israelíes.

Debate

 

Comments

comments