“Colibrí y el solsticio de invierno”

El nacimiento del sol en el solsticio de invierno semeja un colibrí, pero además su patita izquierda apenas si puede despuntar del horizonte, huitzlampa es el lugar del Sur, por eso a este colibrí cojito se le conocía como Hutzilopochtli.

Según la leyenda es hijo de la Tierra, Coatlicue y para brotar debió lanzar del cielo a su hermana la Luna, Coyoxauhqui y a sus hermanos las 400 estrellas, los huitzinahuas, a pesar de su minúsculo tamaño el colibrí nació y al lanzar sus rayos de fuego, Xiuhcoatl se apoderó del cielo, es esa la alegoría nahuatl del solsticio de invierno.

 

Comments

comments