CNDH vigilará la condición de migrantes en EU

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que visitadores adjuntos del organismo iniciaron un monitoreo sobre la condición de las familias que se encuentran separadas como consecuencia de la política migratoria de tolerancia cero, emprendida por el gobierno del presidente Donald Trump en las ciudades estadunidenses de McAllen, Houston y Brownsville, en el estado de Texas.

Esto, con el propósito de elaborar un diagnóstico más amplio y objetivo de la situación que permita el diseño de las mejores estrategias para su defensa.

La Comisión señaló  que los visitadores del organismo gestionan su visita a los centros de detención más grandes de Texas y realizan actividades de vinculación con organizaciones sociales que defienden personas migrantes.

En este contexto reiteró que las acciones de deportación emprendidas por el gobierno estadunidense ponen en riesgo los derechos humanos de las personas migrantes detenidas, principalmente de la niñez y la adolescencia al separarlas de sus familias.

Al respecto destacó que la unidad familiar es un derecho protegido por el sistema interamericano de derechos humanos y que de acuerdo con estándares internacionales en la materia y los criterios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a las personas migrantes sujetas a procedimientos de deportación se les debe respetar como mínimo el derecho a ser escuchadas por la autoridad competente en el marco del procedimiento tendente a su deportación y tener la oportunidad adecuada para ejercer su derecho de defensa.

“También, a contar con interpretación y traducción; contar con representación legal y a la protección consular desde el momento de su detención”, indicó.

EXCELSIOR

Comments

comments