Clausuran mina El Mezquite por anomalías y condiciones inseguras

La mina de carbón El Mezquite, anunció su cierre temporal y la posibilidad de que este sea definitivo, luego de que una inspección extraordinaria de la secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ordenara la corrección de anomalías en su operación.

A través de un comunicado, emitido la noche del viernes, la empresa minera anunció la “restricción de operaciones”, amagando con despedir a sus trabajadores, se extrañó de la cantidad de inspecciones federales que ha recibido y acusó una “de ataques infundados” por extrabajadores y “pseudoactivistas”, a los que atribuye “intereses ciertamente encaminados a desaparecer la fuente de empleo”.

La inspección se realizó luego de que el pasado martes 21, la agencia Apro dio a conocer un video y la denuncia de varios trabajadores de la razón social Minergy Corp, una de las empresas que forma parte del emporio carbonero de la familia González Garza, en Coahuila.

En dicho video se aprecian las condiciones inseguras, con derrumbes no reparados, vigas fracturadas, reblandecimientos e inundaciones, así como un precario sistema de conducción de aire, lo que aumentaba los riesgos de explosividad y mantenía a los trabajadores aspirando aire contaminado.

A través de un comunicado, Minergy Corp anunció anoche la suspensión de sus operaciones, extrañándose de la medida, pues afirma que en los dos últimos años se recibieron 30 inspecciones de las que salió favorecida, cuando las empresas similares de la región, sólo reciben dos inspecciones anuales.

Además, el comunicado afirma que atenderán todas las observaciones con lo que podrían reiniciar operaciones en breve, pero luego advierte:

“Sin embargo, es fundamental señalar que esta suspensión de operaciones, aunada a la falta de contratos vigentes con la Comisión Federal de Electricidad para proveer carbón, complica la situación financiera de este centro de trabajo, que en las últimas semanas debió reducir su planta laboral y sus operaciones a dos turnos, para buscar mantener las 300 fuentes de empleo que aun existen.

“Consecuencia de esta nueva circunstancia, la empresa ha iniciado un análisis sobre la viabilidad de mantener el resto de los empleos que aun conserva y a valorar su cierre definitivo”.

Finalmente apela a la comprensión de trabajadores, clientes y proveedores por las medidas que tomarán en los próximos días, sin especificarlas.

Los señalamientos de los trabajadores, precisamente advertían sobre las inspecciones federales que, ante el cúmulo de irregularidades no actuaban y ponían especial énfasis en el bloqueo con basura y escombro de un túnel, el cañón regreso, por el que suele tomarse la salida de emergencia.

Además, señalaron el pésimo sistema de conducción de aire que, en lugar de usar “tampones” con block y cemento, se implementaron con mantas o lonas. Esto es que, en lugar de construir muros pusieron cortinas en 68 puntos, ahorrándose el gasto pero incrementando el riesgo de explosividad pues, dicha conducción de aire sirve para expulsar el gas metano asociado al carbón.

De acuerdo a fuentes de la STPS la restricción ocurrió entre otras cosas por esa deficiencia, en tanto los inspectores que habían sido omisos en documentar las fallas serán puestos bajos investigación.

Hasta ahora, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), no ha iniciado ningún procedimiento respecto al registro de salarios por debajo de la percepción real de los trabajadores, ni otras irregularidades.

La mina, localizada en la comunidad El Mezquite, en Sabinas, Coahuila, es propiedad de Alfonso González Vélez, hijo de Alfonso González Garza, un poderoso concesionario carbonero de la zona, y hermano de Melchor, en cuya mina el Pozo 3 de Binsa, murieron 13 trabajadores y un niño trabajador resultó mutilado de un brazo, por la malas condiciones de su operación.

 

 

PROCESO

nlx

Comments

comments