Claman por seguro de vida

ÁLAMO, VER.- Con cuarenta y 58 años de experiencia como voladores, respectivamente, Sinforiano García de Luna y Juan San Martín Ramírez, siempre han arriesgado sus vidas sin seguro de vida alguno, y sólo por el placer de conservar la tradición familiar de volar como los hacían sus ancestros.

Los dos son papantecos, uno de 60 años, el otro de 70. Actualmente, dicen, suelen participar en los eventos turísticos que organizan las autoridades de Tuxpan, pero también forman parte de la cuadrilla que brindará el espectáculo de voladores de Papantla durante la próxima feria de la naranja.

Este viernes llegaron a Álamo para acompañar a sus familiares más jóvenes, quienes se encargarán de remozar el palo volador; pero mientras eso ocurre, ambos se atavían con su tradicional traje de volador para recorrer las calles de la ciudad y obtener algunas monedas para “los refrescos”, admiten.

“Es la primera vez que venimos a trabajar a Álamo; no sabemos cómo nos va a responder la gente, pero confiamos en que nos irá bien, como en otros lados”, dice el mayor de los dos, Juan.

Aseguran que, en su calidad de artistas del aire, junto con su cuadrilla han recorrido gran parte de la región y varias ciudades del país, pero nunca han tenido de viajar al extranjero.

Recuerdan que ellos heredaron el gusto de ser voladores de sus padres y abuelos, pero aceptan que a algunos de sus nietos ya no les atrae la danza de los voladores. “Ellos prefieren la danza de los guaguas; es casi lo mismo, pero ya no tienen que subirse al palo volador para arriesgar sus vidas…”, comentan.

En este sentido, señalan que hasta la fecha nadie se ha preocupado por gestionarles un seguro de vida, que tanta falta les hace.

Comments

comments