Cihuateteo de Calixtlahuaca

Escultura excepcional que muestra a una deidad femenina en la típica posición que guardan las Cihuateteo, o mujeres muertas en el trance del parto a las que les estaba destinado acompañar al Sol en una parte de su recorrido, del mediodía al atardecer, por lo que a esa región del universo se le conocía como Cihuatlalpan o rumbo de las mujeres.

Tiene un tocado con pequeñas calaveras y tiene orejeras circulares. Como collar porta dos manos y en medio un cráneo, lo que de inmediato nos recuerda el collar de la diosa de la Tierra, Coatlicue, quien tiene uno similar.

El rostro es particularmente interesante y al parecer está revestido con una piel humana. Las manos o garras presentan la misma posición que vemos en otras piezas de estas mujeres-diosas, puestas al frente a manera de ataque. Tiene una falda y se alcanzan a ver las rodillas con la carne que las recubre.

La pieza ha sido colocada sobre un pedestal o base que tiene por decorado varios cráneos que lo rodean y en ambos bordes, tanto el inferior como el superior, vemos el decorado de estera. La pieza proviene de Calixtlahuaca, Estado de México, y no dudamos que se trata de una de las mejores representaciones de estas deidades relacionadas con la muerte.

Información adicional:

*A la labor de parto se le conocía como “la hora de muerte”. Cuando había un problema para que naciera el bebé, la partera destazaba el cuerpo de la madre con cuchillos de obsidiana para extraerlo; pero cuando no aceptaba, dejaban a la mujer sola. Si llegaba a morir, se consideraba que el sol la había visto tan valiente, que trascendía y la llevaba con él para acompañar su andar por el cielo.

Tal era la pureza y valentía de “Xanath”, que el señor sol la reclamó para sí. No pudo disfrutar de su primer hijo, pero su entrega fue reconocida y ahora protegía a su familia desde lo más alto del cielo.

Comments

comments