‘Checo’, el piloto mexicano más ganador de la F1

El tercer lugar que consiguió Sergio Pérez en el Gran Premio de Azerbaiyán no pudo llegar en mejor momento para el mexicano. Subir al podio le permitió sumar sus primeros 15 puntos de la campaña y evitar irse en blanco en las primeras cuatro carreras de la temporada, algo que sólo le sucedió una vez en sus ocho años de trayectoria en la Fórmula Uno (en 2011 con Sauber). Además, el jalisciense se convirtió en el único piloto en subir al podio en dos ocasiones desde que se incluyó el circuito callejero de Bakú (2016) en el calendario.

“La carrera fue una montaña rusa”, dijo Pérez en la conferencia de prensa al concluir la competencia. “Tuve un incidente en la primera vuelta cuando me golpeó Sergey Sirotkin (Williams), que provocó que se rompiera mi alerón delantero, luego tuve que pagar una penalización de cinco segundos y finalmente resistí la presión de Sebastian Vettel (Ferrari), cuando lo rebasé en el final. Esas últimas dos vueltas fueron las mejores de mi vida, porque los neumáticos casi no tenían agarre en la pista”.

Pero los señalamientos en contra de Pérez no terminaron tras la bandera a cuadros. La Federación Internacional del Automóvil (FIA) le abrió una investigación por un supuesto uso incorrecto del Drag Reduction System –un alerón trasero móvil que sirve para aligerar la carga aerodinámica y hacer más rápido al monoplaza– debido a que lo había utilizado en una zona ilegal de la pista. Este sistema sólo lo puede utilizar en una zona autorizada previamente por la FIA. Sin embargo, el organismo determinó que lo había empleado correctamente.

El podio significó el octavo en la trayectoria de Pérez en la máxima categoría del automovilismo y el primero desde el Gran Premio de Europa 2016, que también se corrió en Bakú. El diploma también le sirvió para colocarse como el piloto mexicano con más podios en la historia del serial. Antes de la carrera estaba empatado con Pedro Rodríguez, quien subió en siete ocasiones.

El tercer lugar del jalisciense también llegó en un momento vital para Force India. En las tres primeras carreras de la temporada sólo ganó un punto, gracias al décimo lugar que obtuvo Esteban Ocon en el Gran Premio de Bahréin. Pero el francés no tuvo una buena competencia en Azerbaiyán y se retiró de la carrera por un choque con Kimi Räikkönen. La escudería india depositó todas sus esperanzas en Pérez, quien finalmente les dio su primer podio de la temporada y que los catapultó al sexto lugar del Mundial de Constructores con 16 puntos. El certamen lo lidera Ferrari con 114 unidades, cuatro más que Mercedes, que marcha en segundo lugar.

Por otra parte, Williams consiguió sus primeros puntos de la temporada gracias al octavo lugar que consiguió el canadiense Lance Stroll. La escudería británica aún marcha en el último lugar del Mundial de Constructores.

Lewis Hamilton (Mercedes) se llevó la victoria, la númer 53 en su paso por la Fórmula Uno y la primera en lo que va de la campaña, con la que llegó a 70 puntos y le arrebató el liderato del Mundial de Pilotos a Vettel, quien terminó cuarto y quedó con cuatro unidades menos. El podio lo completó Räikkönen (Ferrari).

“Fue una carrera emocional, rara. Valtteri Bottas (quien abandonó por una ponchadura de neumático) hizo un trabajo excepcional y realmente merecía la victoria, al igual que Vettel. Sin embargo, no me di por vencido”, destacó Hamilton.

EL FINANCIERO/DEPORTES

nlx

Comments

comments