Chaac, el agua y la lluvia! Mayas

Las entidades sagradas de los mayas no eran ídolos como los catalogaban los conquistadores, sino energías o materialidades etéreas, sutiles, imperceptibles para los sentidos ordinarios, que se presentan ante los hombres en múltiples representaciones, que pueden ser antropomorfas, zoomorfas o fitomorfas y que también se manifiestan en sus propias imágenes, hechas por los hombres, durante los ritos.

Los mayas no desconocían que la naturaleza no es algo meramente mecánico.

Chaac, representa al agua y sobre todo a la lluvia.

Tenía gran importancia y el pueblo lo invocaba para obtener buenas cosechas. Su equivalente es Tlaloc para los aztecas, y Pitao Cocijo, para los zapotecas
Fue de gran importancia debido a la ausencia de grandes fuentes fluviales en la Península de Yucatán.

Según los relatos, moraba en las cuevas o cenotes (depresiones acuíferas muy comunes en la Península ), las cuales también eran la entrada al inframundo.

Representado comúnmente como un hombre viejo con una gran apariencia que asimila a un anfibio o reptil, su nariz larga y curva, cargando un hacha que representa el trueno o rayo. Ha sido también asociado con la rana o sapo.

Comments

comments