Casi mata a su hija por manejar ebrio

Una niña de 8 años de edad resultó gravemente lesionada tras caerse de la motocicleta donde viajaba en compañía de su padre; todo ocurrió durante la madrugada.

El dramático percance tuvo lugar sobre el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, esquina con avenida Juárez, donde circulaba una motocicleta conducida por el señor Miguel Ernesto Jiménez, de 38 años de edad, quien iba acompañado de su hija María Alejandra Jiménez Avilés, de 8 años.

Debido a que dicho sujeto manejaba en completo estado de ebriedad, justo al tratar de incorporarse al distribuidor vial las boyas lo hicieron perder el control por casi 6 metros, lo que generó que la menor saliera proyectada y finalmente terminó con graves heridas que ponen en riesgo su vida.

María Alejandra sufrió traumatismo craneoencefálico, heridas en el rostro, brazos y rodillas, por lo que aún permanece internada en el Seguro Social de esta ciudad.

De acuerdo a lo declarado por la madre de la menor, alrededor de las 23:30 horas del día lunes ella regresaba de trabajar y al no ver a su hija ni a su esposo decidió buscarlos; posteriormente fue informada de que ambos habían tenido un accidente, por lo que se trasladó al lugar de los hechos, donde la menor se encontraba en la ambulancia de la Cruz Roja, visiblemente herida.

A pesar de las heridas que sufrió la menor, Miguel Ernesto Jiménez se negó a que la niña fuera atendida por los socorristas de la Cruz Roja y peor aún que la trasladaran a un nosocomio; el individuo se tornó agresivo con los policías y decidió no recibir atención médica y se fue a su casa. Tampoco fue detenido como probable responsable de los hechos que mantienen grave de salud a su hija María Alejandra Jiménez Avilés.

POR CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES
GRÁFICAS: ENRIQUE GONZÁLEZ MORALES

Comments

comments