Capturan a presuntos robachicos en Espinal

Arenal, Espinal, Ver.- Una enfurecida multitud entre padres de familia y ciudadanía, procedieron a la detención de cuatro varones y una mujer, cuando presuntamente intentaban arrebatar de las manos a una mujer que llevaba dos niños a la escuela primaria bilingüe “Justo Sierra” de esta localidad; dos más se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Los hechos que despertaron la furia de los habitantes se suscitaron a las 8:30 horas, cuando las madres principalmente llevan a sus hijos a la escuela, todo parecía en calma, pero de pronto se corrió la voz que unas personas que habían estado merodeando durante tres días en la comunidad, querían arrebatarle los niños a una señora, dándose la alarma entre la comunidad.

También puede interesarte La Opinión Noticias Multimedios: Todo el acontecer de la Zona Norte del estado de Veracruz

Una gran cantidad de personas, comenzaron a rodear a los presuntos robachicos, logrando escapar dos de ellos, deteniendo a cuatro entre estos a una mujer, todos con aliento alcoholico. Uno mas se interno en el monte, pero fue detenido por la gente y encerrado en un local.

Elementos de la policía municipal, acudieron al lugar de los hechos, para llevar a los intervenidos por la ciudadanía a la ergástula; en ningún momento fueron golpeados por los guardianes del orden, como citara uno de ellos; para ser puestos a disposición de la autoridad correspondiente por el delito que les resulte.

La señora Mercedes Vega Vega, madre de familia, indicó que los detenidos tenían tres días merodeando en la comunidad, por lo que al verlos en esa actitud sospechosa, y ante la alarma de la señora de que le quieran arrebatar a sus hijos, es porque se procedió en contra de éstos, “haya temor entre la comunidad, por lo que pide a los padres de familia, cuiden a sus hijos”.

Los intervenidos son: José F. V., Javier H.F., Salvador F.S., Antonio G.H., Guadalupe G.G., ésta ultima ama de casa y el resto citaron ser campesinos.

Por su parte la Policía municipal, señala que recibieron una llamada anónima indicando que en una cantina unos sujetos estaban alterando el orden público y efectivamente eran cuatro varones y una mujer, todos ellos con aliento alcoholico. A uno de estos lo golpeó la propia gente de esta localidad. Cabe citar que no se les había comprobado nada de los hechos que se les imputaba hasta la tarde-noche, ni tenían señalamiento directo alguno por parte de los afectados, se indicó a La Opinión.

 

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL DÍA 24 DE AGOSTO DEL 2018.

Comments

comments