Caos en el hospital de Pemex

Eliminación de 50 medicamentos del catálogo disponible para pacientes, anaqueles de farmacia vacíos, goteras en los techos, defibriladores, laparoscopio y otros aparatos de apoyo en cirugía inservibles, elevadores que no funcionan, retraso de hasta cinco meses en pago de recetas alternas y saturación en el área Urgencias tienen al Hospital Regional de Pemex al borde del colapso.

Indignados, cientos de petroleros activos y jubilados exigen el cese inmediato del director del Hospital Regional de Pemex, Noé Rodríguez de la Fuente y el subdirector administrativo, Raúl Padrón Solís, cuya gestión tiene sumido en el caos y lejos de la certificación de excelencia que prometieron al llegar a dichos cargos.

Los trabajadores y sus familias también critican la indolencia de funcionarios de Pemex, antye quienes han presentado docenas de quejas, todas desestimadas con el argumento de que pronto mejorarán las cosas, mientras tanto, el hospital opera en condiciones de la segunda guerra mundial, por la falta del material médico más indispensable.

Por Carlos Haschmed Nava

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *