Camioneta al barranco

TIHUATLÁN, Ver.- Una camioneta en la que viajaban tres mujeres, una de ellas de apenas siete meses de edad, se precipitó a un barranco de aproximadamente veinte metros de profundidad. La bebé salió ilesa, no así la conductora y su madre, aunque salvaron la vida.

El espectacular accidente ocurrió alrededor de las 12:55 horas de este martes en antigua carretera federal Tihuatlán-Tuxpan, en la zona de curvas ubicadas entre el restaurante El Oasis y la entrada al Rancho El Cid.

Procedentes precisamente de El Cid, donde las tres personas tienen su domicilio, en ese tramo circulaba hacia esta villa una camioneta marca Ford, tipo Windstar, con placas YJT-14-98 de Veracruz, color blanco, conducida por Mirna Briseida Torres Santiago, de 18 años de edad.

Justo al tomar una curva descendente la joven perdió el control de la unidad presuntamente por una falla en los frenos, precipitándose al barranco por el lado derecho de la vía, en sentido de norte a sur.

La unidad cayó a una profundidad de casi veinte metros, resultando con daños totales, en tanto que la conductora sufrió heridas en ambas manos, golpes y probable esguince cervical.

También resultó lesionada su madre, Micaela Santiago Neri, de 47 años, con un fuerte golpe en la rodilla derecha y fractura expuesta en el tobillo de la misma extremidad. La señora llevaba en brazos a su nieta, Alexia Balderas Torres, de 7 meses de edad, quien afortunadamente salió ilesa.

Elementos de la Cruz Roja local acudieron al lugar y tras complicadas maniobras rescataron de lo profundo del barranco a la familia, trasladándolas a la clínica del DIF, donde fueron valoradas para determinar si era necesario llevarlas al Hospital Regional de Poza Rica, en tanto que autoridades viales se harían cargo de las diligencias y posterior extracción de la camioneta.

Comments

comments