Cambios en el gabinete: confían en reacomodo

Ciudad de México.- Luego de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, realizó modificaciones a su gabinete, empresarios, analistas y líderes de partidos destacaron que si bien los ajustes eran necesarios, aún está por verse si los recién llegados pueden hacer frente a los retos, que siguen siendo los mismos que al inicio de la actual administración.

José Luis Beato, presidente de la Coparmex-DF, destacó el nombramiento de Patricia Mercado como secretaria de Gobierno, pues tuvieron una relación excelente durante su desempeñó en la Secretaría del Trabajo.

“(Manuel) Granados también siempre estuvo abierto desde la Comisión de Gobierno de la ALDF. José Ramón Amieva es otro ejemplo, sin embargo, algunos de los que están saliendo, como Rufino León Tovar, había estado más cerrado al diálogo. Entonces, sí creemos que es congruente lo que está diciendo el jefe de Gobierno de que se necesita más diálogo con todos los miembros de la sociedad”, aseguró.

Entre los pendientes que deberán resolver están el combate a la corrupción, la rendición de cuentas y conservar un sentido de autoridad, abundó.

La Canacope Servytur dijo que el nombramiento de Laura Ballesteros como titular del Nuevo Modelo de Movilidad es positivo, al considerarla una representante de la ciudadanía.

En tanto, para Marco Cancino, director de Inteligencia Pública, y Fernando Dworak, analista político, los cambios están más orientados a crear un equipo que apoye a Mancera con miras a la elección de 2018

“Después del corte de caja y el referéndum que implicó el mal resultado del PRD en las elecciones, está rehaciendo su equipo pensando en 2018, el equipo con el que eventualmente va a buscar aspirar a una candidatura a la presidencia”, sostuvo Cancino.

“No tiene mucha experiencia política, se va a enfrentar al tema de la Línea 12 y a un sindicato de trabajadores del Metro que está al punto de la rebelión. ¿No se necesitaría más bien un operador político allí?”, cuestionó Dworak.

Víctor Hugo Romo, diputado local electo, subrayó que con las modificaciones se conserva el perfil progresista del GDF, que ve por lo social, lo económico y privilegiando lo político.

Para Mauricio Tabe, líder del PAN-DF, los cambios en el gabinete son un reacomodo político de funcionarios basado en lealtades y no en capacidades, y criticó que algunos de los nuevos funcionarios no cumplen con los perfiles y otros que ya estaban, pero se les asignó otra dependencia, tampoco tienen experiencia en las áreas.

El dirigente del PRD-DF, Raúl Flores, aseguró que los enroques refuerzan la influencia del partido en la capital, pues algunos de sus militantes mantuvieron posiciones importantes.

Más información en: Excelsior

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña