Calles atiborradas de puestos ambulantes

Prácticamente la calle Leandro Valle se convirtió en un mercado ambulante, porque en estos momentos como no hay circulación de autos por las obras de pavimentación en el Centro Histórico, todo mundo vende sobre las banquetas y parte del arroyo vehicular.

Hace apenas un mes personal de la Dirección de Comercio, hoy acéfala, intentó poner orden en ese lugar, pero los comerciantes semifijos y sus líderes hicieron tremendo berrinche y se plantaron frente a Palacio con una docena de cajas de mango que, aseguran, se les echaron a perder durante ese operativo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña