Calle Ribera, sueño a medias

Habitantes de Tamiahua se encuentran molestos por la situación actual de la calle Ribera, ya que la administración municipal pasada dejó un trabajo a medias y la actual alcaldesa, Citlali Medellín, prefiere gastar el presupuesto en cosas superfluas, en lugar de obras prioritarias.

Los trabajos de mejora y renovación se dieron el año pasado, donde el anterior gobierno, prometió a la población darles la calle que merecían y un andador que potencializaría el turismo, pero todo quedó en promesa, ya que la calle fue arreglada solo en un 70 por ciento y el resto quedó abandonado, mientras que los trabajos llegaron a su fin y la obra se dio por terminada.

Los pescadores del municipio tienen instalados sus puestos de venta y cooperativas a la orilla de esta calle, por lo que todos son testigos de cómo con las primeras lluvias de la temporada, la parte que falta por pavimentar se llena de charcos por estar adornada con grandes baches.

Cuando los vecinos del lugar acudieron a las instancias correspondientes a solicitar que también se les atendiera en el tramo restante, los elementos municipales les dijeron que no podían pavimentar porque ese espacio no contaba con drenaje y que más tarde instalarían ese servicio.

Los meses pasaron y no se iniciaron los trabajos, cobijándose esta vez, en la excusa de que por la cercanía del mar con la calle, era imposible excavar sin que se inundaran los trabajos, por lo que prácticamente les dieron a entender que la obra no avanzaría más.

La única esperanza que tienen los avecinados, es realizar por mano propia los trabajos de drenaje y alcantarillado, esperando un milagro para que la nueva administración sí les cumpla la pavimentación que tanta falta les hace.

“Aparentemente la obra ya está terminada, porque en el comunicado que hicieron las autoridades esta obra ya estaba terminada, ya que para la fotografía del recuerdo no enfocaron para esta área que está llena de lodo”, dijo un vecino del lugar.

Comments

comments