Buscan sembrar semillas del son jarocho en Japón

Compartir en:

Es casi imposible encontrar a alguien en Japón que conozca el son jarocho. Sin embargo, desde que Kohei Masuda —un estudiante de la Universidad de Tokio— conoció esta música por recomendación de un maestro, decidió ir a sus entrañas en Veracruz, conocer la cultura alrededor, aprender a tocar sus instrumentos y llevar los sonidos a Japón.

Hoy, cuatro años después de su descubrimiento, tiene un grupo llamado Los Laguitos (conformado por otros tres estudiantes japoneses) y con ayuda de un crowdfunding (financiación colectiva) realizó un documental sobre el son jarocho llamado El hilo transparente. Su sueño, dice, es hacer un gran fandango en Japón y alianzas con instituciones que estén interesadas para lograrlo.

“Llegué a México hace cuatro años por un intercambio académico, antes de venir nosotros ya conocíamos un poco la música venezolana porque un maestro de la universidad de Tokio enseñaba y cuando me venía, ese maestro me recomendó que conociera el son jarocho. Comencé a tener interés y el año que estuve acá la conocí, primero en la Ciudad de México y luego Gilberto Gutiérrez, integrante de Mono Blanco, me invitó a Veracruz para conocer más”.

El estudiante de urbanismo quedó impactado no sólo por el sonido, sino por los fandangos, esas fiestas que tal vez serían comparables en algún punto con los matsuris en su país, pero que acá se realizan a carcajadas, zapateando y echando versos con doble sentido que, al principio, fue muy difícil comprender.

“Me gustó lo tradicional que encontré en Veracruz, esa unión que tienen con la naturaleza”, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

Al volver a Japón, convocó a otros estudiantes de distintas carreras (antropología, religiones) que gustan de la música y les enseñó el son jarocho. Uno de ellos es Makoto Suzuki.

“Yo conocí el Son Jarocho por Kohei, cuando regresó de México con su jarana. Viví tres meses en Jalapa, acá aprendí a hablar español, disfruto mucho el fandango, cómo se hace y ver que no hay una línea”.

En abril de 2017 llegaron a Japón dos músicos de esta tradición residentes en Veracruz, Mizzumi Kojima y su hijo, de ascendencia japonesa. Kohei y sus amigos gestionaron allá algunas presentaciones para dar a conocer la música. De hecho, han realizado distintos eventos musicales con apoyo de las universidades en donde platican de esta música y tocan algunas piezas. Para ellos es un paso previo al objetivo de realizar fandangos y desean gestionar las vistas de otros grupos en su tierra.

Todos los integrantes de Los Laguitos, Makoto Yuya y Jiin han estado o están en México de intercambio por la Universidad de Tokio.

Este lunes, Los Laguitos presentarán El hilo transparente en el Centro Cultural Raíces, ubicado en la colonia Portales de la Ciudad de México. La proyección será a las 18:00 hrs. y a las 19:00 hrs. Harán un fandango con el grupo Semilla, como invitados. Después, algunos integrantes regresan a Japón para continuar con sus estudios y con el deseo de sembrar más semillas del Son Jarocho allá.

 

 

EL UNIVERSAL

nlx

error: Content is protected !!