Bermúdez Zurita, preso por tráfico de influencias y abuso de autoridad

Durante su tercera audiencia ante el juez de lo penal en el centro de reinserción social de Pacho Viejo, Coatepec; el ex secretario durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, Arturo Bermúdez Zurita, recibió la notificación de su aprehensión e internado posteriormente.
El número 2 del oscuro gobierno de Javier Duarte ingresó por los delitos de Tráfico de Influencias y Abuso de Autoridad, cometidos en agravio del Servicio Público.
Al centro penitenciario acudió el Fiscal General del Estado Jorge Winckler Ortiz. La orden la obsequió la juez Estrella Alhelí Iglesias Gutiérrez.
El otrora jefe policíaco acudió este viernes a Pacho Viejo con sus respectivos abogados, para aportar pruebas en su defensa ante la denuncia presentada en su contra por el ahora Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el pasado 20 de julio.

LA HISTORIA

Cabe destacar que el pasado jueves 4 de agosto, Bermúdez presentó su renuncia al cargo, un día después de que el Diario Reforma dio a conocer la posesión del funcionario de bienes en Texas con costos millonarios.
Es el caso de las mansiones en The Woodlands, en el estado de Texas, valuadas en total por 2.4 millones de dólares, según registros oficiales.
Las dos residencias están a su nombre, una valuada en 344 mil dólares y otra en 440 mil dólares.
Además el Secretario de SSP adquirió otra propiedad a través de una carta poder que entregó a su esposa, Sofía Lizbeth Mendoza Hernández, valuada en 314 mil dólares, aparte de otras dos casas: una, por 890 mil dólares, y otra por 528 mil dólares. La propiedad de 890 mil dólares tiene chimenea y 11 piezas, de las que 5 son recámaras; además que cuenta con 4 y medio baños.
De Arturo Bermúdez han sido notorias las historias como jefe policiaco. La más popular cuenta que el ex militar acudía con el cuerpo de antimotines a las manifestaciones; y con caso en la cabeza, pasamontañas en la cara y porra en la mano, gustaba de participar en las golpizas a los manifestantes.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *