Beck West jamás estará de moda; lo popular tiene fecha de caducidad

CIUDAD DE MÉXICO.

Kanye West puede hacer todos los berrinches que quiera: patalear, lloriquear y reprochar que el nombre de Beck no es el de una estrella de verdad. Pero a estas alturas, de acuerdo con la crítica, ya debe saber que el güero tiene brillo propio, y que su mérito en la música siempre ha sido hacer canciones y discos adelantados a los tiempos en los que vivimos.

En resumen, Beck es la estrella pop que todos buscan emular. Experimental, innovador, arriesgado; puede cantar en spanglish si se le antoja —como en su rola Que’ onda, Guero—, y entrar a ritmos latinos, hip-hop, trip-hop y rock en un mismo disco. No es casualidad que Lady Gaga le haya dado crédito en su álbum Joanne y que el rubio angelino tenga en casa el Grammy como Mejor Álbum de 2015, por Morning Phase.

Sé lo que está de moda con los chicos. Hay maneras de ser parte del momento y otras de trascender. Mi tendencia siempre ha sido evitar todo lo que sea considerado el último grito de la moda. He estado pensando que mis primeros dos discos (Golden Feelings Stereopathetic Soulmanure) salieron cuando el mundo estaba volcado sobre el grunge.

Soy consciente de que lo popular tiene fecha de caducidad. Lo llamo, una vez más, trascender para vivir. El trap ha estado de moda por años y lo he evadido porque considero que es moda. Si uno puede comprometerse con los tiempos que vivimos y dar un paso adelante hacia lo nuevo, para mí es entender las corrientes artísticas del futuro y llevar todas esas ideas hacia la música, por así decirlo, adelantada al año que es creada”, contó Beck en exclusiva para Excélsior.

Un ejemplo claro es su tema Wow, de su más reciente disco Colors, un tema que nació producto de la espontaneidad, con una esencia en la que figuran el trap, disco y la escena rave del Reino Unido en una sola canción.

Es un ejemplo muy claro de lo que podemos lograr si nos divertimos con la música y no nos preocupamos por hacer canciones para tener vistas o para tenerlas dando vueltas en la radio”, dijo.

Colors es otra canción dentro del álbum que lleva el mismo nombre. Su video fue dirigido por Edgar Wright, realizador de Baby Driver. Una producción loca, colorida, que pone a Beck y Allison Brie a bailar. Un clip fuera de lo normal al estilo del cantante de 47 años.

Todo mi trabajo resulta ser espontáneo, pero también tengo canciones que realmente espantarían a la gente porque son muy raras, sería muy confuso que las lanzara justo ahora. Lo hago para mi gusto y sería inconsciente de mi parte dar a conocer producciones que no permitan a la gente relacionarse con ellas. Otros artistas lo hacen con el estilo experimental y quizá sus fans estén listos para consumirla.

Recuerdo escuchar Low, de David Bowie, cuando era niño y no entendí. Me gustaban otros, pero no Low, y 20 años después se convirtió en uno de mis discos favoritos”, relató.

Beck volverá a México el sábado para encabezar el festival Ceremonia, que se realizará en el Foro Pegaso con St. Vincent, como otro de los artistas que lideran el cartel.

Vía telefónica desde Los Ángeles, siguió contando que Colors es un disco bastante optimista, que contagia felicidad y ánimos al oyente, totalmente un contraste a la melancolía y tristeza que hicieron de Morning Phase un álbum que derrotó a Beyoncé en los Grammy de 2015.

Toda la vibra vino de la vida que estoy llevando ahora y la que estaba pasando junto a mi esposa antes de comenzar a escribirlo. Es totalmente un disco personal que conecta los años de 1990 al 95 con la etapa actual. Quizá el siguiente conecte los recientes con lo que estoy por vivir. Es el reto que les platico acerca de cómo adentrar a la gente a mi música en el momento correcto.

Colors tiene un sentimiento totalmente de positivismo, pero volcado a una creciente creatividad. La música es mi religión. Ninguna de mis canciones se acerca a mis pensamientos, pese a que mi familia predicó en la Iglesia presbiteriana, mi madre era judía y mi padre un cienciólogo por 40 años. Mi vida es arte y trato de no plasmar ideologías porque no todos somos iguales y lo que nos unifica es el arte”, platicó.

Con 25 años de carrera, desde la salida de su primer material y 13 álbumes en estudio, Beck llegará al escenario Ceremonia a partir de las 23:30 horas. Antes, en el mismo sitio, St. Vincent, King Krule y Bomba Estéreo cantarán.

CAMINO DE CEREMONIA

El festival comenzó en 2013 con dos escenarios y una carpa de artes digitales donde se presentaron Animal Collective, Nicolas Jaar y Toro y Moi. La filosofía del festival fue lograr la convivencia de géneros como el hip-hop, urbano, alternativo, independiente y electrónica.

En sus cinco ediciones realizadas también ha recibido a Julian Casablancas and The Voidz, Tyler the Creator, Snoop Dogg, Jungle, Disclosure, Nas, Underworld y Björk.

El año pasado fue uno de los más difíciles del masivo organizado por Grupo Sicario, pues se tuvo que posponer un día el evento por cuestiones climatológicas que ponían en riesgo la seguridad de los asistentes, de la producción y los artistas, y luego de darse a conocer la caída de una estructura.

Sin embargo, un día después se logró llevar a cabo el festival con la presencia de Björk y Underworld, aunque tuvieron la baja de M.I.A.

Excelsior

Comments

comments