Basurero acaba con manglares

Tamiahua, Ver.- Desde el año 2012 existe una denuncia ante la Profepa en la ciudad de Xalapa y ante el Ministerio Público Federal por el manejo de un tiradero a cielo abierto a un costado de la zona de manglares; no obstante, un juez determinó que no procedía por la supuesta falta de pruebas. A finales del 2015, la Procuraduría asistió a la villa para clausurar de manera definitiva el basurero clandestino en la parcela del común del ejido La Guásima; sin embargo, a la fecha sigue operando con los consecuentes daños al ambiente.

El daño ocasionado por las toneladas de desecho ha causado la mortandad de especies marinas como el pez dragón, acamayas y flora como saladilla, mangle, mora y guásimas, entre otras; daño que llevará décadas en ser resarcido completamente.

A la vista de muchos se puede observar cómo inclusive féretros han sido tirados a las orillas del manglar. Uno de los habitantes de la zona comentó que con gran asombro y en medio de una ola de misterio, se desconoce quién o quiénes habían realizado dicha acción.

Desconocen a ciencia cierta si aún contenían restos humanos. “Es una falta grave hacia los muertos, pues el basurero no es el lugar adecuado para depositar los restos mortales de las personas”, señaló uno de los vecinos del lugar.

Cabe resaltar que los propietarios del predio se opusieron en diversas ocasiones a que se siguiera tirando basura, aun después de haber sido clausurado, ya que la contaminación y el olor de los desechos afecta a los vecinos.

Aves de carroña y ganado se ven a diario merodeando en busca de alimento, así como los habitantes que se dedican a recoger objetos de la basura. El caso se encuentra documentado desde hace cinco años y La Opinión acudió a constatar nuevamente la contaminación que genera el tiradero clandestino.

Hoy en día la parcela del común sigue siendo un basurero a cielo abierto y las autoridades de gobierno hacen caso omiso ante tan grave situación.

 

Por Alejandra Fco. Avendaño

Comments

comments