Así es Lourdes León, la hija problemática de Madonna

Nacida de la relación deMadonna con el entrenador Carlos León, Lourdes (22 años) guarda un gran parecido con su madre cuando tenía esa edad –como sus espectaculares cejas, dos brochazos interminables– y parece tener la misma ambición. Es alumna de artes escénicas de la Universidad de Michigan –la misma a la que fue su madre–, canta, baila, ha diseñado líneas de moda y escrito un libro –ambos en colaboración con su madre– y llegó a debutar como imagen de Stella McCartney.

Pese a que los cuatro hijos de Madonna (sus hijos biológicos Lourdes y Rocco, y sus dos hijos adoptivos, David Banda y Merci James) no comparten padres, la cantante ha conseguido que los hermanos tengan muy buena relación entre ellos.

Con tan solo 16 años, Lourdes María Ciccone León decidió dejar la casa materna y marcharse a un dormitorio en la universidad, donde esperaba tomar las riendas de su vida lejos de las estrictas y algo extravagantes reglas de su madre.

En realidad Lourdes no solo quería empezar su carrera y su futuro en Hollywood, sino que estaba deseando conseguir su independencia. La relación entre la joven y la «chica material» nunca fue fácil, algo que suele ocurrir entre todas las madres y sus hijas adolescentes. Pero es que en el caso de Lourdes, su madre no quería que trabajase en Hollywood hasta que terminase la universidad, mientras que ella deseaba con ansia empezar a trabajar en el cine y en la televisión donde no hacía más que recibir ofertas. La joven aspiraba además a su independencia económica pues ella tiene su propia linea de ropa, Material Girl, con la que inició una expansión internacional. «Lourdes esta deseando irse de casa, lo tiene todo planeado. No aguanta a Madonna y es feliz cuando su madre se va de gira», confesó una amiga de la joven.

 

 

 

ABC NOTICIAS

nlx

Comments

comments