Asaltan empresa y hurtan 25.7 mdd, el mayor robo en la historia del país

El botín que se llevó un grupo de ladrones que en la madrugada del pasado 19 de septiembre asaltó una empresa de transporte de valores en Santiago de Chile llega a 25.73 millones de dólares, el más grande en la historia delictiva del país, revelaron hoy fuentes de la Fiscalía.

En pesos chilenos, la cifra asciende a 15 mil 954 millones en billetes de 5 mil, 10 mil y 20 mil pesos, que los ladrones cargaron en carros de supermercado hasta unos vehículos que habían dejado en las afueras de la empresa de transporte de valores Esertval, situada en el municipio santiaguino de Independencia.

El atraco fue perpetrado por al menos cinco encapuchados que maniataron y encerraron a los dos vigilantes del lugar, después de que uno de ellos saliera a comprar cigarrillos a un negocio cercano y fue reducido por los delincuentes cuando regresaba a la empresa.

Los asaltantes desecharon varias bolsas con billetes de mil pesos y la cifra robada ha ido en ascenso conforme avanzan las investigaciones, a cargo de un equipo multidisciplinario de Carabineros.

FALLOS DE SEGURIDAD

Según la Fiscalía a cargo, hubo desprolijidad de la empresa afectada en la protección de los valores a su cargo, pues las alarmas no funcionaron y los guardias fueron displicentes en el cumplimiento de su labor.

La empresa fue multada este viernes, dijo a los periodistas el general de Carabineros Juan Irigoyen, “por una falta gravísima del vigilante privado que abandona su labor y que además no estaba acreditado como tal”.

Los vigilantes de marras, Eduardo Moya, de 23 años, y Jesús Bravo de 34, dijeron al diario El Mercurio que están conscientes de que son vistos como sospechosos de haberse aliado con los asaltantes, pero juraron que fueron las víctimas y que confían en que la investigación establecerá la verdad.

Cuando ocurrió el asalto, llegó mi primer jefe, que es gerente contralor, y en vez de preguntarnos cómo estábamos, nos dijo ‘por qué no apretaron la alarma’. La alarma no funcionó. Si hubiera funcionado, los pillan (a los ladrones) en la calle”, aseguró Moya.

Se supone que tenemos dos minutos de reacción de Carabineros al apretar el sistema de alarma que conecta con la policía y no pasó nada”, aseguró.

Los guardias dijeron sentirse abandonados por la empresa, que solo se ha preocupado de tramitar el pago de un seguro.

VARIAS PISTAS

Fuentes de la investigación, en tanto, dijeron a medios locales que han surgido algunas pistas, como un plano de la empresa que los ladrones portaban y olvidaron en el lugar y el hallazgo de algunas huellas que podrían conducir a su identificación.

También se están analizando las imágenes captadas por 25 cámaras de seguridad interiores de la empresa y de otras 25 instaladas en el exterior.

El fiscal a cargo, Patricio Cooper, dijo que la lista de personas citadas a declarar asciende a 50, incluidos testigos, trabajadores y ejecutivos de la empresa afectada.

El asalto, cometido en plena celebración de las Fiestas Patrias chilenas, que se extendieron por cuatro días, supuso para sus autores un botín que casi triplica los nueve millones de dólares obtenidos por una banda que en agosto de 2014 asaltó un camión blindado de la empresa Brinks en el aeropuerto internacional de Santiago.

En ese caso, la mayoría de los asaltantes fueron detenidos y cumplen condenas por su participación en el robo, pero del botín solo se ha recuperado alrededor del 10 %, según fuentes judiciales.

 

 

EXCELSIOR

 

nyo

Comments

comments