Arriesgan sus vidas

Papantla, Ver.- Ante la carencia económica que atraviesan las familias de las comunidades, estas se ven en la necesidad de arriesgar sus vidas al viajar en vetustas unidades, siendo camionetas particulares que se rentan para cumplir con el servicio de transporte, aun cuando esto no está permitido.

La molestia que han externado los usuarios es que las unidades se encuentran en pésimas condiciones, ya que muchas de estas se quedan sin gasolina, frenos o se descomponen a medio camino, lo que causa el enojo de los usuarios, que arriesgan sus vidas al viajar en estas unidades.

De igual forma, aseguran que el precio del pasaje se ha incrementado durante los últimos años, pero de manera triste el servicio continúa siendo el mismo, ya que las unidades son viejas y se encuentran casi inservibles, pues al avanzar por la terracería les suena todo y los pasajeros van con el Jesús en la boca, temiendo que ocurra alguna desgracia.

Debido al estado en que se encuentran algunos caminos que conducen a las comunidades, estos vehículos no han sido relevados por nuevas unidades, lo que representa un riesgo para los usuarios, ya que las unidades parecen desarmarse al avanzar, y en muchos de los casos se quedan descompuestos ante la falta de mantenimiento.

Asimismo, han externado que debido a la economía tan desgastada que viven, esto no les permite gastar en taxi o algún otro tipo de transporte, por lo que se ven en la necesidad de viajar en estas unidades, las cuales son conducidas a velocidades inmoderadas por los terrenos llenos de hoyancos, lo que podría provocar una volcadura.

Comments

comments