Arquidiócesis llama a vencer al abstencionismo

CIUDAD DE MÉXICO

Es momento de mostrar nuestro firme compromiso con México; es momento de vencer el abstencionismo que pone en riesgo de colapso, nuestra incipiente democracia, y como dicen nuestros pastores, es momento de “participar para transformar” y de trabajar sin desfallecer, siempre de la mano de Santa María de Guadalupe, se lee en la editorial de la Arquidiócesis “Desde la Fe”.

Durante la homilía celebrada por el Cardenal Carlos Aguiar en la Basílica de Guadalupe pidió a los católicos a vencer el abstencionismo.

Los que han venido con esa voluntad de decirle a nuestra madre de Guadalupe que nos ayude en este momento tan coyuntural de nuestro pueblo, que es la campaña electoral. Pidámosle que sepamos discernir lo que nos conviene. Que sepamos distinguir las mejores propuestas que nos proponen los candidatos. Ver el beneficio y entonces participar responsablemente y que no nos quedemos particularmente los católicos sin acudir a las urnas. Es particularmente nuestra responsabilidad social, por ello los invito a que lean y motiven a otros y compartan nuestra editorial que tiene hoy nuestro periódico de la arquidiócesis ‘Desde la fe’, para que venzamos ese flagelo de nuestra democracia que es el abstencionismo y dejar que otros decidan por nosotros. 40% según las estadísticas en las pasadas elecciones no participará. No van votar. Que no sean los católicos los que se abstengan, Que seamos conscientes de nuestra corresponsabilidad para que la democracia se fortalezca y nuestras instituciones también sean adecuadas fortalecidas y al servicio de nuestro pueblo. Pidamos de así con ferviente ánimo y devoción A María de Guadalupe nuestra madre, Te amos los hermanos y hermanas que quiere Jesús en cada uno de nosotros” oró el Cardenal Aguiar.

Así, la editorial refiere que el próximo 1 de junio será una de las lecciones más grandes en la historia en la que habrán de definirse más de 3000 cargos de elección popular a nivel local y federal, entre ellos el de presidente de la República; también se renovará el precio de la unión, ocho gobernaturas y las glándulas de gobierno de la Ciudad de México.

Explica y propone a los fieles que ese día, sean parte de los millones de mexicanos consientes de la importancia de su participación en la construcción de una verdadera democracia acudirán a las urnas para ejercer su derecho a votar y les señala, que, sin embargo, otros tantos decidirán no sufragar, motivados en su mayoría por la falta De credibilidad en los candidatos y en los partidos políticos en los que representan.

La Iglesia Católica en México, preocupada por esta lamentable realidad, en ningún momento ha dejado de motivar a sus fieles a participar cívicamente en este proceso electoral, formando en el sentido de que “Entre más ciudadanos participen organizadamente en las elecciones, más posibilidades habrá de que nuestra sociedad madure y sea corresponsable en la gestión del bien común”.

Y así es, cómo han dicho nuestros obispos en su mensaje Con motivo de las elecciones participativa, de manera constante y solidaria en la vida de nuestro país, podrá desterrar gradualmente la violencia, la corrupción, la impunidad y muchos otros flagelos sociales que no nos permiten avanzar como nación.

Excelsior

Comments

comments