Apoyará Monterrey a mujer víctima de derrumbe de casas

Monterrey.- El alcalde de esta ciudad, Adrián de la Garza Santos, informó que el municipio apoyará a la mujer lesionada en el derrumbe de cuatro viviendas de la colonia Antigua y a las familias desalojadas.

“Estos gastos, tanto de hospital, como de los daños estructurales de las casas, como inclusive el poder apoyar con algo de renta o de alojamiento, el municipio de Monterrey se encuentra haciendo labores administrativas para poder nosotros solventar eso con cargo al constructor”, especificó.

l munícipe expuso que actualmente la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) mantiene una investigación para determinar a los responsables tras el derrumbe de los domicilios, en tanto que su gobierno estudia la manera de remediar la zona a fin de que no se sigan colapsando las casas.

Exhorta Congreso de Nuevo León a investigar derrumbe

El múltiple derrumbe al sur de la ciudad el pasado miércoles 22 ocurrió tras la caída de un muro de contención en una construcción de un estacionamiento subterráneo, aledaño a las viviendas afectadas, sobre la avenida Agave y Río, de la colonia Antigua.

El accidente provocó el derrrumbe de cuatro casas y la muerte de dos personas y lesiones en una mujer, identificada como Esthela Salazar Gamboa, quien se dedicaba al apoyo de los servicios domésticos en un el domicilio colapsado.

El edil expuso que en el lugar aún hay viviendas que deberán ser derrumbadas porque ya no tienen reparación, por lo que se buscará el apoyo de expertos en Ingeniería Civil con el fin de que especifiquen la técnica para hacer esta labor menos peligrosa.

Mencionó que se realizan estudios administrativos dirigidos a apoyar a los damnificados de forma inmediata pero que los gastos sean pagados por la constructora, para lo cual podrían recurrir a un embargo precautorio del terreno y así garantizar la erogación del municipio.

Señaló que en un cálculo rápido, los daños podrían superar los 100 millones de pesos, cifra que debe absorber la constructora.

El edil expuso que en el lugar aún hay viviendas que deberán ser derrumbadas porque ya no tienen reparación, por lo que se buscará el apoyo de expertos en Ingeniería Civil con el fin de que especifiquen la técnica para hacer esta labor menos peligrosa.

Mencionó que se realizan estudios administrativos dirigidos a apoyar a los damnificados de forma inmediata pero que los gastos sean pagados por la constructora, para lo cual podrían recurrir a un embargo precautorio del terreno y así garantizar la erogación del municipio.

Señaló que en un cálculo rápido, los daños podrían superar los 100 millones de pesos, cifra que debe absorber la constructora.

EXCELSIOR

 

Comments

comments