Apocalíptica situación afecta a la citricultura

ÁLAMO, VER.- Como en el Apocalipsis bíblico, con sus cuatro jinetes, la citricultura en Álamo Temapache enfrenta una seria amenaza por cuatro plagas que la azotan: la mosca mexicana de la fruta, la leprosis de los cítricos, el virus de la tristeza (VTC) y el Huanh Long Bing (HLB) o dragón amarillo, reveló la Junta Local de Sanidad Vegetal.

En este escenario, el presidente del organismo fitosanitario, Ricardo Hernández Campos, llamó a los productores de cítricos a redoblar esfuerzos para garantizar la permanencia perenne del cultivo.

Por lo pronto, durante su encuentro de este fin de semana con representantes de 29 ejidos, anunció que el rediseño de la estrategia en las áreas de control (Arcos) para el combate a la diaphorina citri, principal vector del HLB, contempla ampliar la superficie de protección, de mil 100 a 15 mil hectáreas.

Y precisó: “Ayer (viernes), en reunión con científicos e investigadores, y con gente relacionada con la toma de decisiones denominado Grupo Técnico para el Control del HLB, se determinó la molécula a utilizar y la autorización para adquirirla, lo cual será en alrededor de 45 mil hectáreas que se protegerán en todo el estado, de las cuales en la zona norte serían unas 25 mil hectáreas, desde Cazones hasta Chicontepec”.

Destacó que “sigue siendo alarmante el incremento de focos donde ya se manifiesta la problemática, pues en todo el estado son ya varios los municipios que tienen este problema…que representa una seria amenaza a la citricultura, y que implica en el productor adoptar nuevos mecanismos de hacer citricultura, de lo contrario se corre el riesgo de dejar este tema”.

Al respecto, puntualizó que en el caso de Álamo Temapache hay 52 ejidos ya con este problema, entre otros Fortín, Lucio Blanco, Llano Grande, La Pedrera, San Fernando y Las Cañas…esto es el psílido con la bacteria que provoca el HLB.

En otro orden, dijo que este lunes comienza la fumigación contra la mosca de la fruta en 28 mil hectáreas, durante seis semanas.
“Para la zona de producción convencional, aplicando malathion con proteína, pero cuidando la producción diferenciada como lo es la orgánica, y para este caso se atenderá con GF-120”, anotó.

Comments

comments