Antiqva Metropoli, recuperan el alma barroca

La orquesta ​​Antiqva Metropoli cumple 10 años de vida y los celebrará con un concierto en la sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli, hoy a las 20 horas, con un programa de música antigua que incluye obras de Henry Purcell, Arcangelo Corelli, Biagio Marini y Antonio Vivaldi, bajo la dirección huésped y participación solista de Horacio Franco, y demostrar por qué es una de las agrupaciones más importantes en México inscrita bajo la corriente estética de la música históricamente informada.

Para mí este aniversario es un logro en mi vida personal y artística, porque ha sido muy difícil tener a un ensamble independiente, numeroso y con aspiraciones y sueños vivos con la conducción del maestro Horacio Franco, un gran artista, representante de México, luchador de causas sociales y un gran ser humano”, expresó a Excélsior Juan Luis Matuz, violinista y director de la agrupación, quien intenta programar una gira de conciertos, entre agosto y septiembre de este año, con el violinista italiano Luca Giardini y la soprano estadunidense Vivica Genaux, ganadora del Premio Händel (2016), quien ha pisado con éxito el Teatro de Viena y el MET de Nueva York.

Como parte de las celebraciones por su década de trayectoria, la orquesta también se presentará en el Festival de Música Antigua del Centro Nacional de las Artes (Cenart), el 16 de junio; y ofrecerá un concierto con repertorio de Händel y Vivaldi, en Xalapa, el 17 de junio, y otro más en Oaxaca para julio.

¿Por qué impulsar la corriente estética de la música históricamente informada?, se le cuestionó a Matuz. “Porque la música ha caído en una estandarización compleja, dado el hecho de que las escuelas han querido unificar o igualar ciertos sonidos, así como la manera de tocar y eso repercute en la interpretación de los instrumentistas”.

¿Qué busca la agrupación en términos musicales?  “Darle una personalidad lo más aproximada a lo que probablemente pudo ser la música en su momento, aunque es cierto que no deja de ser una especulación que podría ser entendida de muchas formas, ya que no existe algún registro grabado de eso. A final de cuentas, sí es importante que entendamos que la música, la tonalidad y los compositores tenían su propia personalidad y se escuchaba de forma diferente a lo que se dice hoy en día”.

¿Cuántas orquestas en su tipo hay en México? “No hay tantas agrupaciones de esta magnitud, pero sí hay grupos de otras dimensiones con mucha tradición, como La Fontegara, Los Tonos Humanos, la Capella Barroca de México los ensambles El Caracol, Sonora Barroca, por mencionar lo más importantes”.

¿Por qué razón es escasa la circulación de orquestas barrocas en México? “Porque en México todavía no tenemos instituciones que se dediquen a formar, como carrera, en instrumentos como el violín barroco, el chelo barroco, la viola barroca, es decir, en instrumentos de cuerda frotada”.

Y añadió: “Recientemente se abrió en la Escuela Nacional de Música (ENM) un taller de violín barroco, pero con el tamaño de México no tenemos un camino que prepare nuevos artistas. Es cierto que la Academia de Música Antigua de la UNAM (AMA-UNAM) es un camino para darle el peso real a este tipo de estética musical. Sin embargo, por el momento en el terreno de la cuerda frotada México todavía está en un rezago porque no cuenta con las especialidades”.

AGRUPACIÓN CON ENORME POTENCIAL

Por su parte, el flautista y director de orquesta Horacio Franco habló sobre esta orquesta: “La agrupación tiene un enorme potencial y considero que el haber trabajado 10 años como grupo independiente le ha dado a Matuz una garantía de que su trabajo se ha conservado bien. Yo creo que él es alguien que puede aportar mucho como violinista”.

En el caso de los músicos, añadió, queda claro que están ahí porque quieren mantener un proyecto de música antigua alternativo a otros grupos con más trayectoria —como Capella Barroca de México—, pero que finalmente están aprendiendo, disfrutando la música barroca y se están convirtiendo en otro semillero como la AMA-UNAM (que todavía es una orquesta de estudiantes)”, añadió.

Reconoció que en América Latina persiste una carencia importante de orquestas especializadas dedicadas al periodo barroco, ya que aún no representa para la industria musical una fuente de establishment en cuanto a repertorio. Y mientras en Europa las agrupaciones de este tipo realizan una labor cotidiana, trascendente y sistemática… aquí apenas comienzan a florecer”, explicó.

Además, reconoció que el campo laboral de la música no es el mejor: “Bueno, en México el problema laboral no sólo se da con el tema de la música antigua, sino con muchos instrumentos que hay en las escuelas. Y si falta mucho en la música sinfónica, obviamente es más en la música antigua”

Por último, hizo un llamado a los integrantes de la agrupación para decidir si tendrán uno o más directores titulares y a convertirse en una entidad económicamente productiva: “Creo que deben buscar un director titular; no sé si Juan Luis quiere serlo o no, pero creo que la orquesta necesita más escuela, porque tiene el talento y un gran nivel, así que necesitan de un proyecto a largo plazo y de un trazo académico”

Sin embargo, la cuestión es que nada de eso se puede hacer si no tienes un presupuesto fijo, una subvención o una plataforma financiera que te garantice estabilidad y sustento diario. Como grupo independiente está muy bien que trabajen por amor al arte, lo cual es un milagro, pero tienen que convertirse en una entidad económicamente productiva”, añadió.

Integrada por 16 instrumentistas, Antiqva Metropoli difunde el repertorio representativo del periodo barroco europeo y de la época virreinal, resguardado en las catedrales más importantes del país.

La agrupación nació en 2008 y ha tocado, entre otros sitios, en los museos Nacional de Arte (Munal) y de San Carlos; en Festival Internacional de Música Virreinal, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes; y para figuras prestigiadas de la música antigua internacional como Luca Giardini, Fabio Biondi, Alessandro Andriani, William Matteuzzi y Michelle Bannelli, en Italia.

EXCELSIOR

Comments

comments