Ante navajos, Trump llama a senadora “Pocahontas”

El presidente Donald Trump llamó, una vez más, a la senadora Elizabeth Warren “Pocahontas”. El hecho sucedió este lunes durante un evento en honor veteranos Navajo de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando el mandatario de Estados Unidos hacía comentarios sobre la edad y los logros de algunos de los veteranos, aprovechó la oportunidad para burlarse de la demócrata de Massachusetts.

“Son gente muy, muy especial. Estuvieron aquí antes que cualquiera de nosotros. Aunque tenemos una representante en el Congreso que dicen que ha estado aquí hace mucho tiempo. La llaman ‘Pocahontas’. ¿Pero saben qué? Me agradan”, dijo el magnate.

El comentario fue recibido por los asistentes con un gran silencio y sin ninguna reacción por parte de los homenajeados.

El presidente estaba en la Oficina Oval junto a tres navajos que ayudaron al Cuerpo de Marines a desarrollar un código secreto durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde la campaña presidencial, Trump llama a la senadora demócrata de esa forma luego de que ella aseguró que tenía raíces indígenas.

La senadora, frecuente crítica de Trump, le dijo a MSNBC que los comentarios del presidente, tomando en cuenta las circunstancias en las que las hizo, eran “profundamente desafortunadas”.

“Se suponía que este era un evento para honrar a los héroes, personas que ponen todo por nuestro país … Es profundamente lamentable que el presidente de Estados Unidos ni siquiera pueda hacerlo (honrarlos) a través de una ceremonia para estos héroes sin tener lanzar un insulto racial “, dijo Warren.

Pero la portavoz del presidente defendió su comentario, diciendo que “Pocahontas” no es un insulto racista.

“Creo que lo que la mayoría de la gente considera ofensivo es que la senadora Warren miente sobre su herencia para avanzar en su carrera”, señaló a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Warren, una de las figuras más destacadas del partido demócrata, afirmó en 2012 que tenía raíces nativo americanas, y que su familia había transmitido las historias de esos indígenas durante generaciones, pero no se han encontrado documentos que corroboren esa afirmación.

Eso, y el hecho de que la ahora senadora se identificara como nativo americana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho de EU, llevaron a algunos conservadores, entre ellos Trump, a acusarla de haber mentido sobre ese punto para avanzar en su carrera, algo que ella siempre ha negado.

La legitimidad de la herencia nativa de Warren, conforme a CNN, ha sido ampliamente debatida y Scott Brown, su oponente en la campaña al Senado en 2012, incluso sugirió que se le realizara una prueba de ADN para demostrarlo.

Esta no es la primera vez que Trump utiliza ese apodo para referirse a Warren de manera despectiva, ni tampoco es la primera vez que utiliza sobrenombres para referirse a otras personas.

El presidente ha usado “deshonesta Hillary” para referirse a Hillary Clinton, o “pequeño hombre cohete” para el líder norcoreano, Kim Jong-Un.

Excélsior

Comments

comments