AMLO acuerda con Guatemala plan para reducir migración

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y el mandatario de Guatemala, Jimmy Morales, acordaron hoy perfilar un programa de desarrollo y cooperación que ayude a frenar la migración, atendiéndola desde la raíz y no a través del “uso de la fuerza”.

“No hay que ver el fenómeno migratorio como un asunto de militarización de las fronteras, sino atenderlo desde sus causas”, sentenció López Obrador en un mensaje a medios después de su reunión con el presidente guatemalteco.

El encuentro, celebrado en el la ciudad Tuxtla Gutiérrez (estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala), es el primero que el izquierdista mantiene con un jefe de Estado extranjero desde su triunfo en las elecciones mexicanas del pasado 1 de julio.

Ambos conversaron sobre migración, seguridad y de cómo seguir estrechando los lazos entre los dos países una vez López Obrador suba al poder el próximo 1 de diciembre.

El punto de acuerdo más relevante fue que las cancillerías de ambos gobiernos van a “definir un programa de desarrollo y cooperación” integral que atienda el fenómeno migratorio a través del “desarrollo de los pueblos”, reveló López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El presidente electo expresó su voluntad de que en este programa participen todos los países de Norteamérica y Centroamérica, “para que todos aportemos de acuerdo al tamaño de nuestras economías” y se puedan llevar a cabo y financiar programas de desarrollo.

Se trata, abundó, de “ofrecer mejores condiciones de vida y trabajo a los pueblos para que la gente no se vea obligada a emigrar”, y “no optar como se ha venido haciendo solo por el uso de la fuerza”.

“Que la migración sea optativa, no obligatoria (…), pensando que la gente abandona sus comunidades, sus familias, por necesidad, no por gusto”, subrayó.

En el mismo sentido, Morales indicó que una de las estrategias ha de ser el fortalecimiento de la industria nacional para que “pueda dejar derrama económica, generando empleo y trabajo”.

Esto, sumado a la mejora de las comunicaciones, ayudará a que se pueda reducir el flujo migratorio, integrado por miles de migrantes centroamericanos (principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, el llamado Triángulo Norte) que recorren cada año a México para asentarse allí o rumbo a Estados Unidos.

En cuanto a la seguridad, Morales insistió en “fortalecer los sistemas de integración” para luchar contra “las amenazas existentes” y fortalecer las actividades comerciales y fiscales.

El presidente conversó con López Obrador sobre experiencias positivas en estos ámbitos, como la unión aduanera entre Honduras, Guatemala y El Salvador pensada para impulsar la producción y el comercio en el Triángulo Norte.

Por su parte, el mexicano comentó a Morales los proyectos de comunicaciones que va a emprender en la zona sur del país, como el llamado Tren Maya, planeado para impulsar el turismo en la Península de Yucatán y en Chiapas.

Morales aprovechó para resaltar las “excelentes relaciones” que han tenido históricamente Guatemala y México. Ambos, aseguró, comparten “visiones a largo plazo” y están unidos por la cultura maya, que dejó una “arquitectura ancestral” en estas naciones.

A la reunión entre López Obrador y Morales también asistieron la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel; el futuro canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y el gobernador del estado de Chiapas, Manuel Velasco.

López Obrador confirmó que Morales asistirá a la toma de posesión del próximo 1 de diciembre en Ciudad de México.

Asimismo, el político señaló que Guatemala será “uno de los primeros países” que visitará una vez que asuma la Presidencia.

 

EL UNIVERSAL

nlx

Comments

comments