América y Chivas, dos pasiones incompatibles

Chivas y América disputarán esta noche el Clásico Nacional 174 den­tro de la Liga Mexicana, después de una semana fría en la que apenas hubo tiempo para que los integran­tes de ambos clubes hablaran del encuentro. Por su participación en la Concachampions, los inmiscui­dos prefirieron desviar la atención y apenas salieron un par de frases interesantes para encender el juego.

Del lado azulcrema, Oribe Pe­ralta y Paul Aguilar le pusieron un poco de condimento a la espera, al asegurar que Chivas salva el torneo si gana el Clásico, mientras que el América sólo completa un buen torneo si es campeón. Del lado rojiblanco no hubo respuesta. Hay mucha tensión y no lo ocultaron con su trabajo a puerta cerrada.

El América llega con diez pun­tos de distancia sobre Chivas en la clasificación general. Las Águilas ocupan el primer lugar de la tabla de posiciones con 17 unidades y no han perdido después de nueve partidos; el Rebaño, en tanto, es penúltimo en la tabla de posiciones y sólo ha logrado una victoria en el torneo, sumando siete puntos.

El estadio Akron será el escena­rio donde azulcremas y rojiblancos se verán las caras, un lugar donde Chivas no ha logrado salir victo­rioso desde la jornada 15 del tor­neo anterior (3-1 sobre Tijuana) y en el que las Águilas suelen salir bien libradas (cinco triunfos, dos empates y apenas tres derrotas en todas sus visitas al recinto).

Miguel Herrera, técnico del Amé­rica, adelantó que las Águilas sal­drán a la cancha con Marchesín en la portería; Aguilar, Valdez, Aguilera y Vargas como defensas; Rodríguez, Uribe y Domínguez serán los me­diocampistas, mientras Peralta y Ménez estarán en el ataque. Los únicos dos elementos que no hi­cieron el viaje fueron William da Silva, por lesión, y Edson Álvarez, por enfermedad.

Del lado rojiblanco, Matías Al­meyda piensa utilizar a Cota, Sán­chez, Salcido, Alanís, Hernández, Pérez, Pineda, López, Pizarro, Pu­lido y Godínez, como sorpresa en el eje del ataque.

Excelsior

Comments

comments