Alison González, la seleccionada que se rebeló a su familia por el futbol

Cambió la gimnasia por el balompié. Con 16 años, Alison González parece tener una vida madura y responsable al vivir sola con su hermana gemela lejos de casa para seguir su sueño en una cancha de futbol.

La jugadora de Tigres asume una responsabilidad que muchas niñas, a su edad, apenas sueñan como un futuro lejano, pero que a ella la coloca como una de las piezas clave de la Selección Mexicana Sub-17que disputará ante Ghana los Cuartos de Final del Mundial Uruguay 2018.

“Tengo una hermana gemelas, ella vive conmigo en Monterrey. Ella juega en básicas, de hecho las dos nos rebelamos a mi madre. Vivimos en Casa Club, ellos nos dan todo y la mayoría vivimos ahí y eso es tranquilo para mis papás, saben que estamos cuidadas”, comentó en entrevista con Mediotiempo.

Sus padres viven en Tepic, Nayarit, mientras ellas se encuentra en la seguridad de la Casa Club felina; aunque hay que aclarar que esta aventura no es nueva para la seleccionada nacional, así que la costumbre de no tener cerca a su madre se ha vuelto su forma de vida.

“Anteriormente nos habíamos ido solas a Baja California, tenemos ya mucho tiempo de no vivir con ellos por jugar futbol”.

Hoy, Alison busca escribir un capítulo más en su corto pero exitoso libro futbolístico y junto con el resto de dirigidas por Mónica Vergara tienen el reto de librar la barrera de los Cuartos de Final en el Mundial, algo que, hasta el momento, se le ha negado al Tri Femenil.

“Todas estamos pensando en hacer un gran papel en el Mundial, ¿quién no quisiera ser campeona del mundo? Nos estamos preparando muy fuerte con Mónica, ha sido una gran aventura”.

MEDIOTIEMPO

Comments

comments