Algunos datos sobre los Mexicas y Tenochtitlan

Fue la primera ciudad del mundo que garantizó para su población una educación gratuita, obligatoria y universal.

Los edificios, las calzadas, las casas, los canales y los templos eran de color blanco, debido a que eran aplanadas con cal.

Su poderío sólo duró 200 años, tiempo que supieron aprovechar muy bien.

En Tenochtitlán los cargos públicos se alcanzaban por meritocracia es decir, para acceder a ellos se debía gozar de gran reconocimiento popular por obras en beneficio de la sociedad.

El uso de las “chinampas” era para producir el doble de cultivos que en tierra.

Las plazas de Tenochtitlán contaban con baños públicos gratuitos, pues por la extrema limpieza de la sociedad Tenochca el estado promovió la higiene social.

Existían médicos dedicados a la interpretación de sueños y recuerdos, pues creían que todo mal tenía una causa anímica que provenía de lo profundo del ser.

Se les atribuye a los mexicas el uso de una pieza pequeña de madera de ocote cubierta con miel -antiséptico natural- que se colocaba entre las partes de un hueso fracturado para que se soldara, lo que sería conocido luego como “clavo quirúrgico”.
Según la cosmovisión mexica venimos al mundo “a sufrir y a perseverar”.

Toda persona debía pagar dos tipos de impuestos: uno en especies y otro con mano de obra llamado “tequio” (trabajos a favor de la comunidad), pues era una obligación que todos contribuyeran al desarrollo de la urbe.

La dieta de los mexicas, y en general de todos los pueblos nativos, se basó en insectos, semillas, raíces, plantas y carne solo en alguna ocasión, pero no como un hábito cotidiano

Comments

comments