Algunas personas nos dicen en seis palabras por qué cortaron

Ciudad De México.- Cuando estamos en una relación, a veces sucede algo parecido a una de las escenas de esa película de 500 Days of Summer: un día amas la sonrisa, el cabello y los lunares de tu pareja, pero después de un par de malas experiencias, detestas sus dientes, su anticuado corte de cabello y su horrible lunar.

Y aunque hay investigaciones que señalan que las razones principales por las que las personas terminan son la falta de comunicación y el dinero, en realidad existen muchas más. Le pedimos a varias personas que hicieran un esfuerzo por sintetizar las razones de su ruptura en seis palabras, y esto fue lo que nos contestaron.

Me cagaba que no hiciera ejercicio. —Angélica, 26.

Odiaba sus dedos gordos de salchicha. —Leticia, 30.

Tenía trastorno de déficit de atención. —María 23.

Tenía un fetiche con chupar pies. —Melissa, 30.

Me regaló una diadema de cumpleaños. —Karla, 22.

Después de dos años nunca cogimos. —Pedro 25.

Se la pasaba interrumpiéndome al platicar. —Adaí, 26.

Le faltaba muy poco para ladrar. —Vane, 23.

Su baja autoestima era la muerte. —Migue, 23.

Era un maldito posesivo y manipulador. —Enrique 22.

No controlaba su carácter de mierda. —Cristian, 24.

Hacía fiestas y no me invitaba. —Paola, 22.

No estaba tan mamado como otros. —Cristina, 19.

A huevo quería que usara tangas. —Sofía, 28.
Ni en su cumpleaños olía bien. —Carlos, 25.

Realmente nunca estuve enamorada de él. —Paty, 23.

Vi como pateó a mi perro. —Andrea, 27.

Tenía el pito muy pinche chiquito. —Daniela, 25.

Pagaba boletos VIP para la Arrolladora. —Eliel, 18.

Me acompañaba hasta adentro del baño. —Úrsula, 34.

Tenía larga la uña del meñique. —Paulina, 23.

Engordó diez kilos en un mes. —Fernando, 24.

Pedía tenedor cuando íbamos al sushi. —Arturo, 22.

Me parecía mucho a su ex. —Mirna, 27.

Le cortaba las uñas su mamá. —Michelle, 25.

Aún no quería perder mi virginidad. —Valeria, 22.

Usaba litros de saliva al besarme. —Ingrid, 28.

A él le gustaba mi “amiga”. —Ivette, 24.

Tenía el pito muy pinche chiquito. —Daniela, 25.

Le enorgullecía ser un pinche macho. —Aurora, 22.

EXCELSIOR

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña