Alexa Moreno, símbolo de talento y aceptación, considera la FIG

La bajacaliforniana Alexa Moreno obtuvo medalla de bronce en la final de salto de caballo celebrada en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artísticaque se realiza en esta nación de Medio Oriente.

Hace dos años, la mexicalense se volvió viral y popular en las redes sociales luego de su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2018. El propio equipo editorial de la FIG (Federación Internacional de Gimnasia) destacó durante el Mundial que “Alexa representa algo más que a su país y que a ella misma”.

De hecho, las controversias en torno a las críticas que se vertieron en torno a que se encontraba “fuera de forma” la hicieron mucho más popular y recibió mayor apoyo de los seguidores de la gimnasia y acercó los no seguidores a conocer un poco más de esta disciplina.

“Desde ese momento hubo voces ignorantes que la cuestionaron en torno a su forma física y su talla durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero se revirtieron gracias al apoyo de muchas otras personas a través de las redes”, menciona una historia dedicada a Alexa por parte de la FIG.

Moreno se ha convertido en un símbolo de fuerza positiva, talento y aceptación y, aunque ella no lo buscaba, la mexicana ha aprendido a fortalecer, sino también a promover esta atención hacia ella”, explica.

Moreno compartió el podio con la canadiense Shallon Olsen, quien obtuvo la medalla de plata, y con la estadounidense Simone Biles, ganadora de la prueba y, por ende, del oro, quien cerró con una nota final de 15.366.

Yo pienso mucho en ese impacto positivo y que soy una figura que puede generar ese impacto positivo, especialmente para las niñas”, recordó la originaria de Mexicali, quien también ha dedicado parte de su vida al movimiento Scout junto con la Gimnasia.

“Creo que necesitamos más de eso, más figuras positivas en la rama femenina”, agregó. “Hay mucha negatividad alrededor de ello y un poco de aspectos positivos aquí y allá siempre es algo que puede ayudarte. Cuando la gente dice que soy una atleta modelo, es algo sorprendente y esto me emociona aún más”.

Fueron las representantes del continente americano las tres mejores de la prueba y Alexa, la única latinoamericana en meterse a esta final.

El grado de dificultad más alto en sus ejercicios fue de 5.8 (en el primer intento), lo que ha dado muestra de una evolución en su trabajo, dos años después de su actuación en Juegos Olímpicos, y tras un receso en el que no había visto acción con la selección nacional.

Creo que había cosas que pensaba que no pasarían o no sucederían así”, dijo en torno a la respuesta de la gente, y a algunas críticas, cuando participó en los Juegos Olímpicos de Río. “Pero los comentarios malos no vienen de buenas fuentes, es sorprendente (al mismo tiempo) ver cómo hay mucha gente de muchos lugares que luego salen y te apoyan, eso me sucedió a mí en ese momento y estoy muy agradecida”, expuso.

La de este 2018, se convirtió sin duda alguna en la mejor actuación de Moreno en un campeonato del mundo, al superar los séptimos lugares que tuvo en 2011 en la final de este mismo aparato en la justa que se celebró en Tokyo, Japón; en 2014 en Nanning, China, y en 2015 en Glasgow, Escocia.

En Japón 2011 registró 14.216 en la prueba de salto para quedarse en el séptimo lugar, posición en la que repetiría en 2014 en tierras chinas, pero mejorando su nota final con 14.549. Un año después, en Escocia cerró con 14.566.

En los Olímpicos de Río de Janeiro, la pupila del español Alfredo Hueto, finalizó en el lugar 12, con 14.633.

Sus podios en finales de aparatos en eventos de la FIG, los había obtenido en Copas del Mundo, como las celebradas en Anadia, Portugal, en 2015 y 2016 cuando cerró segunda. En 2015 tuvo una nota de 14.900 para asegurar la plata, mientras que un año después, cerró con 14.812 para repetir el subcampeonato.

Mucha gente puede practicar la gimnasia”, explicó. “Cada quien es diferente y cada quien tiene su propia especialidad. Para el salto (de caballo) necesitas ser fuerte y muy poderosa al momento de la ejecución, además de rápida y hay muchas niñas que son fuertes y pueden hacer muchas acrobacias y eso es sorprendente”, subrayó. “Además junto con eso está la parte en la que trabajas mucho la flexibilidad y eso es lo bonito”.

La gimnasia femenil mexicana ha tenido una tradición ya con especialistas en salto, pues hay que recordar que en los Olímpicos de Sidney 2000, la también bajacaliforniana Denisse López Sing, fue finalista en este aparato, entrenada por el ya fallecido Eduardo Carmona Valenzuela.

Hace 18 años, López Sing finalizó en la octava posición, compitiendo lesionada. Tras una revisión que al paso de los años hizo el Comité Olímpico Internacional (COI), a López se le reasignó en la séptima posición, cuando se descubrió que quien había finalizado en ella, la china Dong Fangxiao fue descalificada por haber sido registrada con una edad diferente a la que en realidad tenía.

“La gimnasia no es un deporte tan grande en México (como el futbol o el boxeo), pero es bonito hacerle saber a la gente y demostrar que puedes llegar a un nivel muy alto, no somos un país más”, sostuvo Moreno.

Adrenalina

Comments

comments