Tumbas en el limbo, no tienen títulos de propiedad

Papantla, Ver.- Familias de escasos recursos que ocupan al menos 500 lotes en el cementerio de la Santísima Trinidad, no cuentan con certeza jurídica sobre las tumbas de sus familiares, por lo que piden que el regidor comisionado en esa materia, Mario Sánchez Mestizo, busque que el cabildo apruebe su regularización.

Y es que en la tercera sección del cementerio municipal, familias de escasos recursos han sepultado a sus seres queridos en predios que recibieron en calidad de préstamo, pero ahora esperan poder contar con títulos de propiedad que les permitan tener certeza legal sobre estos.

Cabe señalar que la falta de interés del edil, ha permitido que tumbas con valor histórico, se encuentren en pésimas condiciones y no se aproveche su importancia para que puedan ser ofertadas como un atractivo turístico más, pero además se enaltezca a papantecos ilustres cuyos restos descansan en este lugar.

Aarón Vargas Valencia, Luis Salas García, quienes fueran Cronistas de la Ciudad; artistas y poetizas destacadas como María de la Luz Lafarja Urrutia y Lázara Meldiú, profesores ilustres como Juan C. Olmedo Mejía, quien fuera iniciador de los Juegos Florales, Donato Márquez Azuara, además de los docentes Carlos Torres Torija y Floriberto Andrade Castro, descansan en este lugar.

Un héroe de la Revolución

El cementerio de la Santísima Trinidad alberga a personajes revolucionarios, como el General Alejandro Vega, quien tomó la plaza de Papantla el día 22 de Junio de 1913, para después dirigirse hacia Tuxpan donde lo sorprendió la muerte en medio del combate el día 3 de julio de ese mismo año.

Originalmente, sus restos fueron sepultados por sus compañeros en las montañas de Palma Sola, sin embargo, por iniciativa de uno de sus soldados y haciendo justicia a sus brillantes méritos, el General Agustín Millán, autorizó el 30 de Diciembre de 1915, exhumar sus restos y trasladarlos a este municipio.

Siendo hasta el día 15 de enero de 1916, a las 13:30 horas, cuando sus restos fueron exhumados y trasladados a esta ciudad, para depositarlos con todos los honores de ordenanza a las 16:00 horas del día 17 de enero de ese mismo año.

El primer papanteco en ser sepultado

Cabe señalar que otra de las tumbas que se encuentra en pésimas condiciones es la que pertenece a Esteban Pulido, la cual data de 1880, por lo que podría considerarse como el primer papanteco en ser sepultado en este lugar.

Comments

comments