Agustín Carstens renuncia al Banco de México

Ciudad de México. El gobernador del Banco de México (BdeM), Agustín Carstens, anunció este jueves su renuncia al frente de la institución, cuya junta de gobierno ha presidido por casi siete años.

La renuncia fue confirmada por el banco central y por secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

“La renuncia de Agustín Carstens no genera preocupación sino gusto porque es un reconocimiento a la trayectoria, al talento y a la capacidad”, dijo José Antonio Meade en el curso de una participación en un foro organizado por Bloomberg.

En su renuncia el gobernador Carstens agradeció al presidente Enrique Peña Nieto la confianza otorgada y el irrestricto respeto que ha mostrado hacia el carácter autónomo del Banco de México.

También garantizó que durante los próximos siete meses continuará plenamente dedicado a la tarea de gobernador del banco central y, junto con los demás miembros de la junta de gobierno de este instituto, seguirá procurando la estabilidad del valor adquisitivo de la moneda, como lo ordena la Constitución.

“Del mismo modo, la Junta de Gobierno continuará velando por el sano desarrollo del sistema financiero, así como por el desenvolvimiento estable de los mercados e instituciones financieras, en plena coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, indicó un comunicado del BdeM.

El gobernador Carstens, uno de los mexicanos con mayor reconocimiento y trayectoria en el ámbito financiero, dejará el Banco de México para ser gerente general en el Banco de Pagos Internacionales, una institución con sede en Basilea, Suiza, que reúne a los principales bancos centrales del mundo y es el órgano donde se diseñan varias de las políticas monetarias y de regulación financiera internacional.

La dimisión será efectiva a partir de julio próximo, de acuerdo con el banco central. Carstens tenía por delante todavía cinco años al frente del BdeM.

El secretario Meade aseguró que la partida de Carstens no genera preocupación y que el gobernador estará dedicado exclusivamente a los asuntos del Banco de México durante los próximos meses, hasta que se concrete su partida.

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *